maria_teresa_patino.jpg

Mucho ruido y pocas nueces

Al show mediático de cada día, se sumó el expresidente de la Repúblcia de Panamá, Ricardo Martinelli Berrocal,- que tal como Noriega- provocó noticieros monotemáticos y que otros asuntos de trascendencia pasaran a segundo plano.

Junto al Mundial [de fútbol, que arranca el jueves 14 de junio en Rusia, y donde Panamá tendrá su debut el lunes 18 de junio ante Bélgica], es un distractor adicional y dará unas vacacioncitas a quienes han estado en el ojo de la tormenta, con viaje presidencial incluído. Los abogados con su jerga y entre alegatos de tratados internacionales y denuncias “al debido proceso” enredan más las cosas.

El mensaje recibido es que, como en todo lo legal, siempre habrá una salida, para felicidad o decepción de muchos.

Martinelli, después de su vergonzosa carta, su arresto en Miami y su llegada esposado, sufre otra humillación al ser llamado a los tribunales por un delito, aunque se espera enfrente otros más graves por corrupción.

Al igual que allegados suyos, tiene procesos judiciales abiertos; pero es frustrante que sean más los imputados, entre ellos sus propios hijos, que los condenados.

Por otro lado, no es que tengamos más corrupción que antes, la diferencia es que por vez primera la Justicia actúa, aunque con mucho ruido y pocas nueces, es decir mucho alboroto y ningún resultado real. Aspiramos a que eso cambie.

María Teresa Patiño Amor
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
* La autora es comunicadora social.

 

  • Visto: 345