No toman conciencia


Aunque las cifras de fumadores han bajado en Panamá gracias a las organizaciones que luchan por un país sin cigarrillo, hay quienes hacen caso omiso a las alertas y prefieren innovar consumiendo tabacos con diversos sabores como: chocolate, vainilla, menta y otros, creyendo que no les pasará nada y que son inofensivos, pero la realidad es otra.

Lo peor es que los mayores consumidores de este tipo de cigarros son los adolescentes, quienes son seducidos por estas “modernas” formas de fumar, según revelan las autoridades.

Abortos espontáneos, enfermedades cardiovasculares, pulmonares, niños con bajo peso al nacer y diversos tipos de cáncer en: boca, páncreas, esófago y mama son enfermedades relacionadas con el tabaquismo.

Y ni hablar de los fumadores pasivos, que sin ser los consumidores directos, terminan con problemas por un par de irresponsables que no les importa afectar a los demás con tal de satisfacer su vicio.

Es importante que recapaciten y se ahorren penurias innecesarias, tanto para ellos como a sus familiares y amigos, que también podrían verse afectados por los efectos nocivos de este humo.

Y ni hablar del electrónico, que es otro de los favoritos de la gente joven que piensa que es una forma de dejar el tabaco, pero no se dan cuenta que es otra trampa.

Lo ideal es que busquen ayuda con un profesional y no se pongan a inventar ni escuchar consejos de personas no idóneas.

El apoyo de la familia y la fuerza de voluntad son claves para alejar este mal de sus vidas.

Zulema Emanuel
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
*Periodista.

 

  • Visto: 541