Miguel_Espino.jpg

Detrás del closet de la CIDH

Recientemente, activistas de la ideología de género han salido a la arena política para defender una opinión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) favorable al matrimonio homosexual.

La acción de la CIDH es vista como tendenciosa y dirigida a servir de consigna política al activismo de género.

Como una señal de cambios importantes con relación al tema, es el firme rechazo que las organizaciones religiosas representativas de la inmensa mayoría de los panameños dieron al documento CIDH y al apoyo al mismo por funcionarios de alto perfil del gobierno.

La Conferencia Episcopal Panameña, el Comité Ecuménico de Panamá y la Alianza Evangélica de Panamá han unido sus voces de protesta frente a un asunto que, en su justa valorización ética, debe concluir con la renuncia de los cargos d los involucrados en la vergonzosa situación. Pero, esto no lo entienden los de la nueva cultura de género.

Frente a las próximas elecciones nacionales, los grupos de género intentan incrementan y consolidar posiciones de poder, apoyados, en esta ocasión, en el tendencioso mensaje de la CIDH.

Corresponde a los grupos democráticos defensores de la verdad y la paz, promover la participación de los ciudadanos en las próximas elecciones nacionales eligiendo candidatos adecuados.

Candidatos creíbles e identificados con los valores tradicionales relacionados con la familia, el matrimonio y la vida humana. Así mismo, sacar del templo político a los mercaderes de la ideología de género, para neutralizarlos y que vuelvan al clóset.

* El autor es periodista.

 

  • Visto: 686