Columnas de Opinión

Feminismo antifeminista

Miguel A Espino Perigault
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Por iniciativa de las Naciones Unidas, en días pasados se celebró en todo el mundo, incluido nuestro país, un día dedicado a reflexionar sobre la violencia contra la mujer. y a rechazar sus diversas modalidades vigentes en las diferentes culturas.
Este nuevo evento recordatorio sobre la violencia contra la mujer es, al igual que todos los otros sobre el mismo tema, un monumento a la mentira, la hipocresía y la mala fe. Es mentira, hipócrita y de mala fe, porque en ninguno de los planteamientos, jamás, se han referido a la mayor y más cruel violencia contra la mujer: el aborto y y su resultante consecuencia, el Síndrome Post Aborto (SPA).
El SPA, designa el cuadro patológico que comprende un conjunto de síntomas fisiológicos, psicológicos, y espirituales desencadenados tras la realización de un aborto. Un macro-estudio realizado por Priscilla K Coleman, de la universidad estatal de Ohio, Estados Unidos, para la British Journal of Psychiatry (01-09-2011) reveló que las mujeres que habían abortado experimentaron un aumento de riesgo en problemas mentales en un 81%. Se determinó, además, que casi el 10% de todos los problemas de salud mental de las mujeres estaban directamente vinculados al aborto.
Se trata, en realidad, de de una triple violencia.
Violencia contra la criatura que la mujer lleva en su vientre; violencia contra el cuerpo de la mujer, en cuyo vientre se destroza a la criatura,, y violencia contra la salud mental y física de la mujer. Las feministas reclaman el “Derecho de la mujer sobre su cuerpo”, como dueñas del mismo. ”¿Dueñas de qué?”- reclamó el cantor popular, con una pregunta que viene al grano. - ¡”Dueñas de nada!”- se responde a sí mismo. Como si ellas o alguien pudieran hacer crecer o evitar la pérdida de una sola hebra de sus cabellos, nos recuerda la Biblia.
Las feministas radicales han dañado el histórico y justo movimiento de la lucha por los derechos humanos básicos de la mujer. Más valiera que las feministas, junto con los demás, luchemos por proteger de toda violencia a la mujer embarazada, sobre todo a la abandonada y desprotegida para que reciba a su hijo. Ella, mejor que nadie, sabrá responder con las soluciones de amor con la que la naturaleza la ha dotado y que nadie puede reemplazar. La maternidad es un don de Dios. Merece la entrega y dedicación de todos.
*Comunicador social.

 

  • Visto: 728

En honor a Jesús

María Teresa Patiño Amor
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Es el nombre de un espectáculo que se verificará este sábado en la Cinta Costera, la intención, rescatar el significado de la fiesta de Navidad.
Lejos de la publicidad, una serie de actividades recreativas, cantos y teatro buscan llamar la atención sobre el niño nacido en un pesebre que vino a cambiar la historia del mundo. Un niño que testimonió además del amor de Dios y la posibilidad de llevar una vida conforme aspira El Creador. Cuando decimos Feliz Navidad estamos diciendo ¡Feliz Cumpleaños Jesús!
Qué lástima que tanta ebullición comercial enfermiza pretenda borrar el origen de la fiesta. Estamos olvidando a su protagonista, incluso la tradición está siendo desplazada por “felices fiestas”. Estas fiestas no tendrían lugar de no haberse dado el nacimiento de ese niño que Herodes quiso desaparecer. Los mercaderes de hoy son una especie de reencarnación de este antiguo soberano que vio amenazado su reino, por el nacimiento de un símbolo de amor y sencillez. Una criatura que evocamos con la esperanza de que renazca en el corazón de cada ser humano. Las luces, árboles y nacimientos ya no alegran nuestras calles como antes, pero eso no es necesario si dejamos entrar la luz y la reflejamos en nuestras acciones.
El Papa Francisco dijo que esta Navidad es una farsa porque aunque el mundo se vista de celebración hay guerra, muerte y desesperanza. Nos alienta a que seamos la Navidad, cuando decidamos nacer de nuevo cada día; dejemos entrar a Dios a nuestros corazones; con vigor hagamos frente a las dificultades de la vida; cultivemos principios y virtudes; tendemos puentes y lazos de unidad; hacemos despliegue de generosidad y alegría, y cuando testimoniamos la misericordia y amor de ese Dios que nos permite llevar a otros hacia Él. Tú eres, destaca el Santo Padre, la noche de Navidad, cuando humilde y consciente, recibes en el silencio de la noche al Salvador del mundo, sin ruidos ni grandes celebraciones. Navidad es siempre y en recordación dejo el árbol que la evoca en la sala de mi casa, por si algún día dejo de maravillarme de las cosas que me regala cada amanecer y olvido agradecer el milagro de la vida y los presentes que recibo al abrir los ojos cada mañana. Brindemos en honor a Jesús y abramos espacio en nuestras vidas a todas aquellas cosas que no se compran en una tienda.
*La autora es comunicadora social.

 

  • Visto: 848

Un país de actitud retorcida

Euclides M. Corro R.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Insisto sobre el tema y creo que moriré tratando de que los panameños comencemos a entender la necesidad urgente de ponerle un alto a esa actitud retorcida de hacer lo que bien nos viene en gana, sin importarnos el derecho de los demás. En la medida que no enderecemos el camino de corruptos hasta en actos que parecieran insignificantes, nos resta la autoridad y el derecho de sancionar a la sociedad, especialmente a esa clase política que es insaciable en seguir enriqueciéndose con el dinero de todos los panameños.
Hay que entender que ser corruptos no es solo llevarse lo que no es de uno, sino, cometer actos irresponsables tan simples o tan peligrosos como ignorar la luz roja de los semáforos, hacer doble fila, ir en vía contraria, engañar a su pareja, no cumplir con la pensión alimenticia de los hijos, etcétera.
No pretendo arroparme con manta de puritano. Intento despertar conciencia de mis lectores sobre lo importante de cumplir con las reglas del juego y entender que no podemos pedir a otros que hagan lo que nosotros no somos capaces de cumplir.
Hace unos días veía una entrevista de Álvaro Alvarado a un representante de la empresa que administra los corredores Norte y Sur, quien llevó varios videos donde se observa claramente la práctica de algunos buses de romper las barreras en los peajes o al “pavo” bajarse, subir la barrera y seguir tan rampante como si no existiese posibilidad de recibir una sanción.
Pienso que ese es el problema. La seguridad que muchos tienen de que no hay certeza de castigo. Que se puede violentar la ley y el asunto no tenga relevancia alguna hasta que el afectado sea alguien con poder político o económico. Así de simple.
Nadie puede estar en contra de que se haya montado un operativo, ofrecido recompensa y que, al final, se detuviera al irresponsable conductor que acabó con la vida de una conocida deportista. Lo aplaudimos.
Lo que si rechazamos es que no se actúe con la misma eficiencia en otros casos similares que ocurren a diario. De otros conductores que atropellan, matan y se dan a la fuga y no observamos una actitud similar por parte de las autoridades. No podemos caer en el error de pensar que este es un país con ciudadanos de primera, segunda y tercera categoría.
*El autor es periodista.

 

  • Visto: 641

Ley de transparencia y confusiones

Eduardo A. Reyes Vargas
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Conocida como Ley 6 de 22 de enero de 2002 que Dicta normas para la transparencia en la gestión pública establece la acción de Hábeas data y dicta otras disposiciones, fue y es un esfuerzo que permite algo de participación ciudadana en la cosmética democrática que vivimos. Su lectura debe ser obligante a todos los panameños que se sientan ciudadanos de este país. Recientemente se nos sorprende con una resolución ministerial de 2010 en que en una interpretación muy acomodaticia, prácticamente se censura el acceso a la información en materia de nombramientos, informes y estados de las finanzas de la cosa pública en el Ministerio de Economía y Finanzas. Igual en materia de Ingresos y auditorías. A Dios gracias todo indica que fue abolida por las actuales autoridades. Ello solo significó en esa época una estrategia no muy clara y turbia. Esa ley de hace 13 años atrás debe ser reformada, pues en su artículo 14 califica de acceso restringido: “Las actas, notas, archivos y otros registros o constancias de las discusiones actividades del Consejo de Gabinete, del presidente o y vicepresidentes de la República, con excepción de aquellas correspondientes a discusiones o actividades relacionadas con las aprobaciones de los contratos”. Algunas otras restricciones allí mencionadas son aceptables sobre todo en materia de la seguridad nacional. Los recientes escándalos investigados en torno a contratos de la compra de radares, etc., serían de mejor comprensión si esos documentos fueran de libre acceso. Por ejemplo publicados en la web del Ministerio de la Presidencia.
Algunas declaraciones de actuales imputados parecen practicar la verborrea ”ping-pong” de funcionarios del gobierno. Lejos de ser fiscal o juez estoy convencido que el acceso a las información en cuanto al desempeño de nuestro gobierno en temas muy puntuales es sano. Máximo en un órgano electo por el pueblo. Fortalece la transparencia y merma la impunidad. Así no seríamos víctimas de la confusión cuando diferentes medios de comunicación con sus propios intereses, nos crean interrogantes en torno a ciertas denuncias o imputaciones. Ojalá en una nueva Constitución se fortalezca la democracia participativa, que es muy débil. Ojalá todas las instituciones en sus webs publicasen actas en que sus juntas directivas, gerencias o funcionarios de mando dejan plasmadas sus decisiones en materia del manejo de nuestros impuestos. Además de normas, reglamentos, procedimientos, etc. que rigen en sus instituciones. Algunas las hacen. Excelente tarea para la zarina.
*El autor es médico.

 

  • Visto: 642

El viaje para el colegio

Rafael Ricardo Corro Paolini
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Durante unos diez años de mi infancia los viajes en el carro con mi mamá para el colegio significaron algo importante. El colegio San Ignacio su objeto. Durante esa égida jesuítica, desde luego Cristo Jesús el de cerca.
El de dejar la extraordinaria Europa, por El Nula de Apure y otras regiones tan hostiles del mundo entero.
El colegio cumple cien años y merece todo lo mejor al que haya sido o vaya a ser Ignaciano.
No es a la Compañía de Jesús sino a cien años de venezolanos que le dijeron si entiendo a lo que significa ser del Loyola.
Así tenga veinte años sin ver a tus hermanos a veces tan odiados o buen colega o condiscípulo, pero cuando lo ves en los reencuentros dices si me hubiera casado con ella seguro fuera lo suficientemente fea o no estuviera así de bella. Tu tienes que ser respetuoso, obediente del Señor, buen amigo, trabajador, deportista así fuera subiendo cerro como un salvaje con el Padre Galdós, un traumatólogo considero no operarme porque tenía el resto de los músculos de la pierna de atleta de alta competencia. Bueno eso se lo debo al Vasco.
La Cota Mil en los setenta si habías escuchado en alguna clase sobre un país que se llamaba Suiza pudiste haber creído que era por ahí hacia el colegio. Había neblina, tenía una fórmula en mi imaginario, yo consideraba que la temperatura ideal era la que daba el mármol de la Virgen. Y si me estaba portando mal seguro el Señor ese que estaba en algunos recintos con barba me estaría observando. En ese viaje en carro San Ignacio de Loyola era amar a tu país, Venezuela. Todas las palabras positivas sobre como levantar a un país, y educar a su gente.
Estos viajes eran de unos veinticinco minutos cuando tuve mi primer reloj con cronómetro, y entré en contacto con lo maravilloso del tiempo y todo lo que podemos invertir por nuestra patria cuando vamos a un buen colegio. Felicidades por tus cien años.
*El autor es abogado.

 

  • Visto: 726

Los escenarios de Martinelli

JAMES APARICIO
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
En los próximos días se conocerá la decisión de la Corte Suprema de Justicia sobre la solicitud de una orden de arresto contra el expresidente Ricardo Martinelli y sobre la petición para que sea conducido, por las vías que establece la ley, para que enfrente las acusaciones en su contra por las intervenciones de las comunicaciones privadas de más de un centenar de opositores, abogados y periodistas.
De los doce procesos que se han armado contra el exmandatario, el caso de los “pinchazos” parece ser el más sólido de todos por las grabaciones, testimonios y declaraciones que a lo largo de un año se han ido incorporado, tanto a la investigación como al expediente.
La defensa del exmandatario Ricardo Martinelli, integrada por trece de los mejores abogados del país, ha insistido en denunciar la violación de los derechos legales del exmantario, porque cree que primero debió ser imputado para luego ser declarado en “rebeldía” en paso previo a la solicitud de detención.
Martinelli tiene innumerables escenarios sobre los cuáles, él y su defensa, podrían maniobrar en los próximos días y semanas.
La renuncia al Parlamento Centroamericano (PARLACEN) le quitaría competencia a la Corte Suprema de Justicia y todos sus casos, incluyendo el de los pinchazos, se trasladarían a la justicia ordinaria, tal como ocurrió con el exmagistrado Víctor Benavides, quien evitó a la Asamblea Nacional y un destino parecido al del exmagistrado Alejandro Moncada Luna.
El exgobernante Martinelli podría “jugársela” y ser detenido o pedir asilo en Estados Unidos, alegando que es un perseguido político por su manifiesta enemistad con el presidente y antiguo socio político, Juan Carlos Varela.
Pero también podría sorprendernos llegando al país para asistir a la audiencia, algo que pareciera improbable en un futuro inmediato.
Estoy convencido que al también empresario Martinelli se le cierran los espacios y su equipo legal quedó turulato con la decisión del viernes.
Pesan los factores externos, la prensa nacional, la opinión pública, las investigaciones de corrupción en el mundo (FIFA, ONU, gobiernos); y las condenas en el pasado a expresidentes de Israel, Guatemala, Taiwán, Costa Rica y las investigaciones en El Salvador y Honduras.
*Autor es director de Metro Libre.

 

  • Visto: 784

Polifarmacia y Adultos mayores

Eduardo A. Reyes Vargas
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
No hay duda que al avanzar en los años podemos padecer varias enfermedades que en su mayoría para su control necesitan el uso de varios medicamentos.
La polifarmacia involucra la toma de tres o más medicamentos para enfermedades crónica., como la diabetes, hipertensión, demencia, etc.
Con la edad el organismo del anciano sufre cambios fisiológicos en órganos que interactúan con los medicamentos. Hablamos de los riñones, el hígado y otros que ayudan a metabolizar esos fármacos.
Se conoce como interacción farmacológica a la modificación del efecto de un fármaco por la acción de otro cuando se administran conjuntamente. Algunos de estas medicinas pueden, entre otras situaciones, ocasionar cambios de conductas o caídas en nuestros pacientes. Más allá de ello, algunas reacciones adversas pueden conducirlo a hospitalizaciones. Hay grupos de medicinas que están más relacionados con estos eventos adversos. Se ha comprobado, que” este peligro aumenta en un 13% en una persona que toma dos medicamentos, en un 58% cuando se ingieren cinco, y el 82% cuando son siete o más, y que estos eventos adversos están fuertemente asociados con estas drogas: benzodiacepinas (tranquilizantes), los neurolépticos (antipsicóticos), los antidepresivos y los usados para controlar la presión arterial”. (Davies and Mahoney).
Por todo lo expresado es de gran importancia que el paciente lleve sus medicinas al médico, ya sean prescritas por colegas, farmacéuticos, amistades etc. Las convencionales o las llamadas “naturales” o herbarias. Importante con cierta frecuencia es hacer la denominada conciliación de los medicamentos. La conciliación consiste en comparar medicamentos que ingiere actualmente el paciente en relación a otros anteriores prescritos en los diferentes niveles de atención y corregir cualquier anomalía.
El facultativo usará sus conocimientos para evitar la innecesaria polifarmacia. Por ejemplo ,si hay tratamientos no farmacológicos para una patología en especial, utilizarlos en principio.
De igual manera evaluará las capacidades del paciente en el aprendizaje del cómo ingerir sus medicinas y de detectarse confusiones, hacer más explicaciones y solicitar ayuda de cuidadores o familiares. La familia debe conocer a cabalidad los medicamentos que utilizan estos pacientes. Hoy día la polifarmacia es un reto para los médicos más allá de los geriatras.
*El autor es médico.

 

  • Visto: 653

No se podría juzgar en ausencia a Ricardo Martinelli

Ernesto Cedeño Alvarado
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
No se puede procesar en ausencia a Ricardo Martinelli. El código lo prohíbe.
Código procesal penal:
Artículo 93. Derechos de la persona imputada. A la persona imputada se le asegurarán todos los derechos establecidos en la Constitución, los tratados y convenios internacionales de derechos humanos ratificados por Panamá y las leyes, desde el acto inicial del procedimiento dirigido en su contra hasta la conclusión del proceso. Entre ellos, los siguientes: …
12. No ser juzgada en ausencia.
¿Cuándo se hace indispensable la presencia del expresidente en la investigación? Cuándo es requerido.
Código procesal penal:
Artículo 158. El imputado que ha sido requerido y no comparezca sin justa causa, la que se evada del establecimiento en donde esté detenida, así como la que no es presentada oportunamente por su fiador, a pesar de habérsele hecho a esta el requerimiento correspondiente, o de la que se ignora su paradero, será declarada en rebeldía y se expedirá orden de detención si procediera.
¿Qué pasa cuando el investigado requerido, no acude a la investigación? Se le hace comparecer a la fuerza y mientras tanto, se suspende la prescripción de la acción penal.
Código procesal penal:
Artículo 158.
La ausencia del imputado no afectará la fase de investigación y quedará suspendida la prescripción de la acción penal hasta que ésta sea aprehendida o comparezca. El Pleno de la Corte es el único ente que puede decretar la detención preventiva de un diputado. Artículo 490 (Ibídem). Con detención preventiva se puede extraditar.
Código procesal penal:
Artículo 545. Las autoridades panameñas podrán hacer una solicitud a un Estado extranjero para la extradición, con el propósito de su procesamiento penal o imposición o cumplimiento de condenas a un delito sobre el cual Panamá tenga jurisdicción. La misma autoridad también podrá solicitar a un Estado extranjero el arresto provisional de una persona pendiente de la presentación de una solicitud de extradición, o remitir una solicitud para consentimiento luego de la entrega de una persona por medio de una excepción de la regla de especialidad.
*El autor es doctor en Derecho.

 

  • Visto: 919

Dame tu receta de panquecas para lucirme

Ricardo Corro Paolini
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
La elección de la Asamblea de Venezuela es una lucha de privilegios. Órgano de representación popular por excelencia. En Venezuela votan 19 de 27 millones de seres. Arepas dulces. Para componer un son se necesita un motivo, y un tema constructivo. Los cubanos se fueron de Venezuela, se cansaron de ver a unos tipos que decidieron no ponerse de acuerdo y en política se debe manejar el piano con la derecha o con la izquierda. La supuesta paz con que se atribuyen el progreso del Estado es un obstáculo para el desarrollo, intencionado. Que genialmente los franceses llaman cohabitación. Coexistir. En Venezuela no hay paz desde que se murió Hugo Chávez Frías, estos muchachos se apoderaron de algunos sectores, digamos importantes para el país y los venezolanos. Función política y legislativa. Legislar, si no tienen nada para decir cállese y si no tiene nada que dar váyase. A eso le tienen pánico los políticos venezolanos, a legislar, ahora defensores de la patria, como señalando al otro que forma parte de un ejército de enemigos de su familia, de sus animales, de su granja. Es una discusión de granjeros. Los campesinos son más trabajadores que estos asambleístas elegidos ayer. No existe una receta o fórmula para saber que se debe elaborar un presupuesto con previsiones de nuestras necesidades como país, no como parlamentario. Aumentarse el sueldo. Su trabajo es legislar para que no nos falte nada, siempre y cuando produzcamos recetas memorias históricas para no tener porqué equivocarnos. Contralora. Ya saben lo que significa ser minoría, adecuarse. Entonces entiendan que no es una nueva democracia porque los griegos llegaron primero que ustedes a ese elegante recinto. La Iliada, si no saben. Usen corbata. No van a llegar a proponer quitarle trabajo a los grandes sastres de Caracas. No sean básicos, eso no va a disminuir la pobreza, ni la falta de oportunidades. Ni las obras de un dedazo así como en el colegio, de gafo, levantando la mano porque te querías ir y rápido para el recreo, a tomar whiski y carne asada en las mercedes para repartir las comisiones, no de dinero del congreso, también se llaman comisiones. Dígame la de los bancos, que chévere tener un banco donde podamos someter una ley, pero para que nos las paguen. Por eso se prenden los bosques. Ustedes se encargan del buen funcionamiento del Estado.
*El autor es abogado.

 

  • Visto: 696

La cabellera blanca de Mayín

Miguel A. Espino Perigault
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
La distinguida amiga y colega, Mayín Correa, compañera de aulas universitarias y de luchas civilistas, nos ha brindado recientemente, una vez más y como en los últimos muchos años, el hermoso show de televisión ‘Esa cabellera blanca’. Un espectáculo en el que, como lo define el término, “se ofrece a la vista y es capaz de atraer la atención y mover el ánimo infundiéndole deleite, asombro, dolor u otros afectos más o menos vivos o nobles”.
Objetivos y demás aspectos propios de su organización, aparte, para mi es un espectáculo con un mensaje para el panameño de nuestros días, ajenos, muchos de ellos, sobre todo los jóvenes, a los valores éticos y morales implícitos en el espectáculo. Independientemente –repito– de las propias reglas del interesante concurso y de sus resultados, podemos ver en el evento a las participantes de blanca cabellera como símbolos de toda una vida señalada como ejemplar, aunque sencilla, en que se exaltan los valores familiares, el trabajo duro y honesto, los esfuerzos de superación personal y el vencimiento de dificultades ordinarias de la vida de familias de la clase popular. Se exalta a la mujer, no por su dinero, ni su figura ni posición y logros profesionales, y académicos, que tienen su propia recompensa; sino por ser mujer, madre, abuela, esposa o compañera, en una familia luchadora, como se dice popularmente. Estos valores no se aprecian ni se reconocen ni, mucho menos, se premian entre las familias de la clase popular. En cierto sentido, el programa tiene un carácter clasista; pero no intencionalmente. Resultan reconocidas las virtudes y valores de la mujer como centro del hogar y de la familia. Mujeres de las clases media y alta bien merecen, también, premios por estas mismas virtudes y cualidades humanas; pero, en el mundo de los movimientos progresistas en el que se exaltan antivalores, las cabelleras blancas no constituyen moda. Las historias de las simpáticas abuelas las vimos como historias de amor, como probablemente lo son. El único remedio para vivir en la periferia existencial de la sociedad moderna, que denuncia el Papa Francisco como para atender todas las personas. Precisamente, es sobre los abuelos que el Papa nos dice que son quienes, en “la sociedad y en la familia, se encargan de transmitir sabiduría y sobre todo en la fe y esperanza a los hijos”.
Con su programa de ‘Esa cabellera blanca’, Mayín hace su parte. Solamente falta que alguna otra, o alguno, invente algo para la cabellera blanca de los hombres, o de su calvicie.
*El autor es comunicador social.

 

  • Visto: 936

Una voz honesta y valiente

Euclides M. Corro R
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Quienes me conocen saben de mi aprecio y admiración por Juan Carlos Tapia, una amistad que data de hace casi 40 años. No esa clase de amistad de llamarnos o encontrarnos a diario, pero sí de la que ambos sabemos está presente y en que existe un respeto mutuo por el trabajo que realizamos.
Mis consideraciones, más allá de lo personal, guardan relación con mi convicción sobre su honestidad de la que he sido testigo, y desde hace unos años por su labor como comentarista de asuntos nacionales en que demuestra valentía y apego a la verdad.
Su éxito profesional es producto de su iniciativa y esfuerzo. Es innecesario narrar cómo empezó, aunque sí es obligante señalar que sus logros de hoy tienen como base el trabajo duro y dedicado que lo han llevado a ser un empresario admirado y respetado.
Varias veces tuve el honor de entrevistarlo en torno a sus iniciativas profesionales y con humildad reconocía sus orígenes y los grandes esfuerzos que le había costado levantar a su familia.
Desde entonces admiro su capacidad e iniciativa. Cuando muchos pensaban que uno de sus proyectos sería un fracaso, él demostraba lo contrario.
No pretendo hacer culto a su persona porque estoy seguro que no lo necesita. Pero en esta profesión donde abunda la mezquindad y la falta de reconocimiento hacia el éxito de los que forman parte de la misma, intento siempre destacar el logro de los que trabajan con denuedo y que por eso la vida los premia.
En los últimos años Juan Carlos Tapia dedica un segmento de su programa de boxeo para referirse a temas nacionales, que le han significado el reconocimiento de propios y extraños.
Es valiente en sus exposiciones, se prepara para no improvisar y procura no ser injusto en sus apreciaciones, sino todo lo contrario.
Sin lugar a dudas que esa actitud lo ha convertido en el comentarista más influyente de la última década. No me gusta poner de ejemplo a nadie, pero sí expreso la importancia de que quienes tienen el deber de orientar a la opinión pública lo hagan con sensatez y responsabilidad. Y en ese sentido Juan Carlos Tapia merece mis respetos y consideración especial.
*El autor es periodista.

 

  • Visto: 634

La madre perfecta

María Teresa Patiño Amor
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Quienes buscan serlo acabarán frustradas. La madre perfecta ‘no’ existe. No está en las páginas amarillas ni se ilustra en diccionario alguno. Las madres somos tan diferentes como los hijos que traemos al mundo. Tenemos en común el deseo de llevar la vida que se nos ha confiado a su plenitud; sin un librito único; cada ejemplar trae su manual particular de instrucción. Soy madre de tres y mi mayor aprendizaje es querer disfrutar cada minuto a su lado, aunque en los primeros años no era tan claro este objetivo.
Con una profesión caótica como el periodismo, me desgasté queriendo ser lo que nunca fui ni seré… ¡la madre perfecta! Las culpas me acosaron hasta que me sacudí este fustigante complejo. Entendí que soy humana, con luces y sombras, pero con el anhelo de hacer lo mejor por mis hijos. En el camino recibí más de lo que he entregado. Gracias a ellos aprendí a ser creativa, polifacética, a librarme de miedos, a ver la riqueza en las cosas simples, a ver muy claro lo que quiero y no quiero ser. Con sus actos me graduaron en autoestima, empatía, humildad, generosidad, sabiduría y sencillez. Alcancé la maestría cultivando cualidades que vería reflejada en ellos cual espejo.
Alguien me definió como madre Alfa, esa que se preocupa por todo, que asumen su rol con amor y control, yo me defino todo terreno, por la capacidad de adaptarme a cualquier circunstancia. Estoy satisfecha con mi vida y con la que veo están construyendo. El día que decidí no ser la mamá modelo nació la mamá que habla y escucha con el corazón, la que disfruta cada momento compartido y lo atesora en el ADN, no en la memoria de un dispositivo. La mamá común y silvestre que quiere ver a sus hijos felices, realizados.
Mis mejores regalos vinieron en una hoja de papel garabateada, más recientemente en el mensaje en una palm, en tarjetas y memes electrónicos llenos de amor y humor, en abrazos sudorosos después de un partido, en caricias de manitas pegajosas, en la emoción de vivir las primeras veces, de redescubrir la belleza de la creación a través del asombro de unos ojos curiosos y una mente fértil. No tengo superpoderes, pero soy súpermujer al cobijarlos. Me alegra saber que tengo un trabajo sin caducidad, sin salario mínimo o beneficios negociados, sin jubilación, pero con un retiro táctico, prudente y garantizar la seguridad de estar allí. Asumo ser una maestra de vida, y sobre todo, una alumna permanente con tan buenos maestros.
*La autora el comunicadora social.

 

  • Visto: 646

Angustia de madre, ¿factor de riesgo?

Eduardo A. Reyes Vargas
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
En medicina se han identificado gracias a múltiples estudios ciertas condiciones o factores de riesgo que aumentan la posibilidad de sufrir un evento cardiovascular. Este puede traer discapacidades o la muerte del paciente.
Entre esos factores de riesgo sobresalen la hipertensión, la diabetes, los problemas de lípidos (grasas en sangre), obesidad, el sedentarismo y la tensión, etc.
Un estrés muy particular es el que sufren principalmente las madres, la angustia.
“Estado de intranquilidad o inquietud muy intensas causado especialmente por algo desagradable o por la amenaza de una desgracia o un peligro. Aflicción o congoja”. Así se define la angustia.
Desde el embarazo hasta que dure la vida de sus hijos las madres en general padecen lo que llamo “el factor angustia”.
Sus preocupaciones y sufrimientos nacen desde la concepción y más allá de la muerte prematura de sus hijos.
La maternidad es un bello don que Dios les dio a las damas. Quizás los investigadores hayan realizado o no estos estudios de esa angustia materna como factor precipitante de complicaciones severas en las enfermedades cardiovasculares. Pero la observación del día a día da respaldo a esa realidad. Se descubren cada día otros factores de riesgo antes no identificados. Un ejemplo la polución y el sobre-trabajo. Son ellas las madres o abuelas que han mantenido la responsabilidad de la crianza y custodia de sus hijos o nietos, las que observamos visitándolos en los hospitales y cárceles donde la real amistad o solidaridad queda o no en evidencia. Existe la prevención de la angustia de madre. Es sencilla. El mejor comportamiento de hijos o hijas favorece para disminuir eso que hoy llamo “factor de riesgo”. Lo contrario lo agrava.
No es un comportamiento basado en proporcionar lo material. Es el auténtico, el verdadero amor. Respeto, obediencia, preocupación sincera por su vejez y enfermedades, encierran parte de ese afecto.
Cuidemos a ese ser tan importante en nuestra existencia. Estemos en paz y tranquilos que al ocurrir su separación física nuestro balance fue favorable en ese amor que le proporcionamos que ella apreció, valoró y le proporcionó calidad de vida.
Si viven aún meditemos lo actuado. Para esas madres abnegadas que aún yacen en esta tierra y las que viven el sueño eterno que sufrieron y sufren esa angustia de madre.
*El autor es médico.

 

  • Visto: 871

La ruta del rumor

James Aparicio
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
El impacto que ha producido la incursión de las redes sociales en la vida diaria es muy parecida, proporciones guardadas, a la que produjo la televisión después de 1930.
El Messenger, Twitter, Facebook y el Whatsaap, para enumerar las redes sociales más populares entre los panameños, secuestraron la administración de nuestro tiempo y nos han obligado a pasar de la pausa a la inmediatez.
La semana pasada se hicieron virales (información que se difunde de manera masiva) reportes que daban cuenta de la presunta venta de NexTv, el secuestro de Editora Panamá América, el nombramiento de un diputado como ministro y hasta la muerte repentina de un periodista.
Todo resultó falso, porque los propios protagonistas o sus allegados salieron a desmentir los reportes de los cuales nos hicimos eco los periodistas e importantes medios radiales, sitios digitales y alternativos.
Las redes sociales nos dan lecciones, a pesar de su utilidad para comunicarnos con rapidez.
No todo lo que se divulga o publica es cierto o está plenamente confirmado, por lo que en el caso del periodismo profesional hay que mantener las reglas de la validación y confirmación para evitar que el rumor produzca pánico o reacciones de preocupación innecesaria.
Así como la televisión abrió posibilidades de acercar al mundo, las redes sociales se han convertido en una herramienta de acercamiento, pero también en un instrumento peligroso de desinformación sino se usan bien.
La libertad para manejarse en las redes sociales permite también que se abuse y se usen de manera peligrosa para infundir temor, arreciar campañas negativas o afectar la credibilidad pública de un personaje relevante.
Nos enfrentamos a la peligrosa ruta del rumor que surge de manera anónima y utilizando las mismas técnicas del estafador encantan a líderes de opinión que la difunden aceptando que la fuente primaria de la noticia o el reporte está bien intencionada o es creíble.
Quienes alimentan con información las redes sociales, de manera profesional, tienen que mantener las viejas prácticas de la comunicación y el periodismo: verificar y confirmar.
La credibilidad de los informes en Messenger, Twitter, Facebook y Whastsapp está en la confirmación del hecho y nada más.
*Autor es director de Metro Libre.

 

  • Visto: 690

Rompiendo las barreras del idioma

Alejandra María Cruz

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Para nadie es un secreto que la competencia laboral para nuestros jóvenes cada día se torna más y más dura. Hay varios escenarios que ellos deben enfrentar si quieren alcanzar el éxito en su carrera.

Su primer objetivo debe ser dominar a profundidad las asignaturas que son la base de su conocimiento y concierne a su profesión.

En su segundo objetivo está la informática, cuyas aplicaciones tienen cabida hoy en día en casi todas las áreas del saber humano.

En tercer lugar se requiere potenciar las habilidades lingüísticas.

Debemos preocuparnos por aprender a hablar y escribir correctamente nuestro propio idioma, pues éste forma parte de nuestra identidad. Especialmente en la actualidad, cuando las redes sociales nos inducen a expresarnos de una manera muy informal. Debemos tener presente que en nuestro idioma Español, la ortografía es como nuestro propio rostro.

Por otro lado, en un mundo globalizado no basta con comunicarnos en nuestro idioma, si queremos ser profesionales de éxito debemos dominar también el idioma Inglés. Es el complemento perfecto que abre puertas y oportunidades laborales en empresas internacionales, trasnacionales, multinacionales o globales, aparte de ser esencial para quienes desean estudiar en el exterior.

Además, la información técnica de productos y servicios más modernos se publica principalmente en el idioma Inglés.

Como hispanoparlantes debemos enfocarnos siempre en cuidar nuestro idioma Español, pero sin dejar de lado el hecho de que el inglés es importante a nivel mundial, porque es un idioma universal que rompe barreras y une culturas.

Hoy día se puede aprender el idioma inglés en la Internet, donde hay muchos programas interactivos, fabulosos y gratuitos. También hay buenos libros electrónicos, que nos permiten estudiar solos y a nuestro propio ritmo. Hay otros que se pueden adquirir en librerías y cuentan con códigos de acceso a una plataforma virtual, en donde el estudiante encuentra tutoriales, videos, libros de texto y de trabajo, pistas con conversaciones y diálogos.

En fin, solo es cuestión de tener voluntad y deseos de aprender.

Se puede ser generador de nuestro propio conocimiento si mantenemos viva la inquietud, la motivación y la disposición a cualquier edad.

*La autora es abogada

 

  • Visto: 604

Refranes y escogencias

Eduardo A. Reyes Vargas
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


“Del dicho al hecho hay mucho trecho”, es un refrán popular que se refiere a la paradoja de que lo prometido no se corresponde con las acciones o camino que el individuo debe seguir o cumplir para alcanzar su objetivo o lo ofrecido.
Lo traigo a colación, pues en las recientes entrevistas observadas limitadamente por la televisión, a los 10 seleccionados para optar por dos vacantes en la Corte Suprema, todos proyectaban una conducta impoluta. Me refiero a los candidatos a ocupar tan sensible cargo.
Igual ocurre que no actuar apegado a valores éticos y morales, a pesar de indicar que lo hacen, lo vemos en otros aspirantes a cargos públicos por nombramientos o elección popular o en el ejercicio de sus funciones. De estas frustraciones estamos saturados e indignados.
Su vida privada aunque respetada y sus actuaciones en diferentes responsabilidades de la vida deben conocerse. No indica que deben ser divulgadas cual estallidos de fuegos artificiales en el firmamento.
No esperamos santidad, pero al menos valentía, responsabilidad, independencia y un apasionamiento por impartir justicia para todos sin distingos de clase social, género, religión, etcétera.
Doy un ejemplo. Un X profesional que es conocido ha cometido desfalcos o es un maltratador conocido de su cónyuge y familia o violador de las normas éticas que rigen su carrera no da sólidas esperanzas que cumplirá a cabalidad sus deberes.
”Dime con quién andas, y te diré quién eres”. Quien como rutina se relaciona con personas de mala reputación es por algo. ¿Qué aprendiste en la mejor escuela de la vida, la familia? ¿Honestidad o deshonestidad? “De tal palo tal astilla”.
Todos esos refranes dicen grandes verdades. Hay por supuesto excepciones. Pero son las mínimas. Mi experiencia me lo ha indicado. No sé la suya respetado lector. Estoy convencido que aún las descartadas teorías de Cesare Lombroso poseen algo de verdad.
Esperemos que las redes sociales y medios de divulgación emitan serios y objetivos comentarios después de la selección final de los que deben impartir justicia en nuestro país, desde un sitial muy importante: la Corte Suprema de Justicia. Sabremos si se produjo un “milagro” o es más de lo mismo.
*El autor es médico.

 

  • Visto: 622