¿Qué porcentaje de negro tienes?

  • Miguel A Espino Perigault.
Miguel Antonio Espino Perigault |

En una conocida  radioemisora he escuchado, con asombro e indignación, un mensaje  que se repite como una cuña carente de sentido racional, pero  con mucho de sentimentalismo barato.

Parece publicidad, pero es propaganda, por sus vinculaciones y alcances políticos. No es sino una grosera consigna política de peligrosas manipulaciones  discriminatorias. 

Se solicitará a los ciudadanos que se identifiquen (¿O serán clasificados?) si son de etnia negra o si se consideran  de esa descendencia, aparente o no.

Por el tema, supongo que se trata de un mensaje oficial del gobierno, a través de la entidad encargada del próximo censo nacional de población.  

Una  cuña política propia de gobiernos totalitarios. Ni como discriminación positiva tiene sentido. Es discriminatoria y peligrosa para la libertad de los ciudadanos. Tiene todas señales  de ser  uno de los objetivos del gobierno mundial  que está montando la Organización de las Naciones Unidas (ONU)  para su Nuevo Orden Mundial (NOM) que impone, paso a paso (el Big Brother),  como condición  para toda  ayuda económica a los países.

Uno más de los varios ejemplos descarados que se  nos imponen a las democracias desde las agencias de la ONU en manos de las izquierdas fracasadas.  Es curioso (casi curioso), que esta medida de tipo imperialista, no llame la atención a los bulliciosos líderes de las izquierdas locales.

La cuña-propaganda hace un llamamiento al ciudadano de raza negra y sus mestizajes, para que se autocalifiquen como tales, por medio de categorías, estilo   folclóricas, pero,  sobre todo,  propias para calificar cosas o animales, no personas.

 

Miguel A Espino Perigault
[email protected]

 * El autor es periodista.