Delincuentes desafían a la policía

  • Melquiades Valencia
Melquiades Valencia |

El policía pasa  en su ronda habitual y observa a un sujeto en un vehículo con una mano en el timón y en la otra, un arma de fuego. El hombre le dispara al policía   y emprende el escape. Al policía herido lo llevan al hospital. El delincuente en su fuga choca con el vehículo de un trabajador del Departamento de Aseo, quien lo persigue y le da caza.

En otro suceso un policía y su esposa fueron asaltados a mano armada. Dos antisociales se bajaron de un taxi y le arrebataron un maletín, color negro, donde llevaba su uniforme policial, su credencial de policía, un celular y ropa de civil.

En Chiriquí, la asociación de comerciantes chinos instó a sus miembros a tomar medidas preventivas para evitar ser víctimas de los delincuentes. Y lo último: roban y amordazan a familiares del Vicepresidente José Gabriel Carrizo como ejemplos palpables del desafío de los delincuentes a la Policía.

La criminalidad y la inseguridad en las calles es real. Diariamente se reportan ejecuciones o balaceras en cualquier punto de la República que trasmite una sensación de inseguridad que empuja a los ciudadanos a exigir al gobierno la mal llamada “mano dura” y hasta la “ley de Marcos rifle”. Es peligroso. Pareciera que los delincuentes le han perdido el miedo y el respeto a la Policía Nacional.

El año pasado se registraron 414 homicidios, 295 de ellos con armas de fuego, se registraron 9 mil 34 hurtos y 5 mil 518 robos. Capturaron a 360 pandilleros en 19 operaciones policiales, formados por adolescentes de entre 16 y 17 años; incautaron 34 armas de fuego, 19 vehículos y 25.000 dólares en efectivo, bienes que presuntamente fueron adquiridos a través de actividades delictivas cometidas por estos grupos.

Asumo que por ello el Presidente de la República Laurentino Cortizo dijo en un discurso a la nación que; “soy el primer policía de la República” dándole un espaldarazo a los uniformados para que hagan el trabajo que se espera. Que se encare de una buena vez este drama de inseguridad que vivimos los panameños.

* Periodista. 

 

 Melquiades Valencia
[email protected]