Corrupción y control de las pandillas imperan en las cárceles

Los 23 centros penales del país albergan a más de 17 mil reos que permanecen bajo problemas de violencia y hacinamiento, entre otros actos delictivos que se presentan como retos para las autoridades
  • ML | La entrada de la cárcel La Mega Joya, ubicada en el corregimiento de Pacora.
  • ML | Los reclusos.
  • ML | Un operativo.
  • ML | Una requisa.

A pesar  de  la lucha de los gobiernos por  construir nuevas instalaciones  penitenciarias, dotadas de   elementos de tecnología, persiste   el degradante estado de  infraestructuras  en la mayoría de las cárceles, el hacinamiento, el control  en manos de las pandillas y la corrupción. Además está  el ingreso misterioso de objetos prohibidos, lo que   se ha convertido en el Talón de Aquiles de los gobernantes.

 Todos estos problemas  fueron  confirmados  tras una gira de las Naciones Unidas para la prevención de la tortura en 2018.  

El informe reveló que “estas problemáticas  también pueden encubrir un verdadero sistema de corrupción en los penales”.  

De acuerdo a las estadísticas que maneja el Ministerio de Gobierno, la población penitenciaria  alcanza 17,360 personas. Un 57% de los privados de libertad han sido condenados, mientras que el hacinamiento en las cárceles panameñas alcanza el 8% con una sobrepoblación de 2,414 entre los 23 centros penales a nivel nacional.

carcel

Los  hacinamientos

ML |    Según un informe del Sistema Penitenciario hasta septiembre de 2019 hay un total de 2,414 privados de libertad que se encuentran en sobrepoblación, en los 23 centros penales del país.  Entre las cárceles que marcan mayor número de hacinamiento están: La Joya; La Joyita; la de Chiriquí; Penonomé; Cefere (Centro Femenino de Rehabilitación) y Chitré. 

Riñas entre pandillas  

ML |  El control de los  miembros de pandillas  es uno de los puntos de partida al ingresar a un centro penitenciario,  lo que en ocasiones le da la autoridad  total dentro de sus pabellones. A qué pandillas perteneces o quiénes los están esperando  es la primera   advertencia que hacen  los procesados antes de ingresar  a las cárceles. Esto  se da como medida para evitar las riñas entre bandas delincuenciales,  que han llegado hasta asesinatos,  en su mayoría  con objetos punzocortantes.  

Requisas efectuadas

ML |  Los operativos de requisas que se realizan en los penales    dejan   como resultado el decomiso de gran cantidad de objetos prohibidos. Sin embargo, queda bajo  misterio  ¿cómo ingresan estos objetos? Entre lo decomisado hay celulares, droga, platinas, consolas de videojuegos,  cuchillos, armas de fuego, televisores,  bebidas alcohólicas,   entre otros. 

carcel

Vídeos desafiantes

ML |  Los vídeos  que circulan a través de redes sociales sobre actos prohibidos dentro de los centros penales,  en los que se deja en evidencia que se realizan  jornadas de boxeo con apuestas, conciertos privados, pelea entre reclusos, balaceras, fiestas y otras acciones han causado preocupación ante la ciudadanía. Sin embargo,  las autoridades no emiten  una explicación ante la divulgación de estos vídeos, que son grabados por los propios reclusos con aparatos prohibidos. 

Controles delictivos 

ML |  El hallazgo de teléfonos  satelitales en  las cárceles deja en evidencia que  los cabecillas de la pandillas  giran órdenes  de cometer actos criminales a sus integrantes desde las celdas. Sin embargo, esta no es la única  operación criminal que se da dentro de las cárceles. Se habla de denuncias  de  presuntas estafas a personas a través de los teléfonos móviles. 

Red de corrupción 

ML |   A inicio del  2019 el Sistema Penitenciario detalló  en un informe que   hay más de 45 denuncias de actos de corrupción dentro de los centros penitenciarios. Sobre esto, se dieron casos de   funcionarios y exfuncionarios  de esta entidad y particulares que fueron condenados tras formar parte de una red  criminal que se dedicaba a expedir   medidas cautelares como excarcelación y traslados, rebaja de penas y alteración de documentos a detenidos en las prisiones  a cambio  de dinero. 

carcel