Por tentativa de homicidio, decretan detención a unidad del Senafront

  • Sistema Penal Acusatorio de Plaza Ágora
Redacción Metro Libre |

La detención provisional como medida cautelar personal a un cabo segundo del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront), de 33 años de edad, por los presuntos delitos de tentativa de homicidio y daños, en perjuicio de un ciudadano, decretó la juez de Garantías del Primer Circuito Judicial de Panamá, Clara Montenegro, por un hecho ocurrido la madrugada del 7 de octubre de 2019, en el sector de Condado Real, en el corregimiento de Pacora, provincia de Panamá.

Este Tribunal, en la audiencia de control en el Sistema Penal Acusatorio de Plaza Ágora, consideró que esta era la medida más idónea por no ofrecer un domicilio o persona para mantenerse bajo la figura de arresto domiciliario; además que las oficinas del Senafront no están habilitadas, ni destinadas y por su profesión tiene acceso a las salidas del país con la salvedad al Sistema Penitenciario de guardar las medidas correspondientes por las diligencias realizadas como unidad de esa institución y que pueden poner en peligro su vida.

Previo a la audiencia de medidas cautelares, la juez legalizó la aprehensión por observar que no fueron vulnerados sus derechos y garantías y dio por formulada la imputación de dos delitos, tentativa de homicidio y daños a un vehículo, ya que se cumplieron los requisitos de la vinculación y los hechos acreditados que solicitó el Ministerio Público representado por la fiscal Caterina Rodríguez y concedió un plazo legal de 6 meses para la investigación.

La fiscalía basó su petición en los artículos 131 y 230 del Código Penal como autor, quien con arma blanca hirió al ciudadano presuntamente, luego de que el uniformado llegara a su morada y lo encontrara dentro de ella. Las medidas cautelares fueron solicitadas por el fiscal Humberto López.

Por su parte, la defensa Pública, Jeny Saldaña, objetó la imputación por considerar que el tipo penal no corresponde a los hechos que se investigan; no está acreditado el dolo y no hubo la intención de causar la muerte. Igualmente se opuso a la medida cautelar y solicitó la del reporte periódico dos veces a la semana, mantenerse en las oficinas administrativas del Senafront en Ancón y prohibición de salida del país.