Juez peruano decidirá si Kuczynski deja su casa y va preso por caso Odebrecht

  • Expresidente Pedro Pablo Kuczynski
AFP |

La justicia peruana evalúa este viernes si revoca el arresto domiciliario al octogenario expresidente Pedro Pablo Kuczynski y lo envía a prisión, por supuestamente incumplir una prohibición de recibir a políticos investigados en el marco del escándalo Odebrecht.

Se prevé que a la audiencia asista Kuczynski, quien no aparece en público desde que hace cuatro meses fue puesto en prisión domiciliaria por 36 meses mientras es investigado por el caso de la cuestionada constructora brasileña.

El expresidente, de 80 años, sufre de males cardíacos pero está obligado por ley a asistir salvo que se lo impida un motivo de salud de último minuto.

La sesión se realizará a petición del fiscal especial José Domingo Pérez, que solicitó el martes encarcelar a Kuczysnki alegando que éste violó una serie de reglas de conducta y restricciones que dictó un juez en abril, cuando le impuso el arresto en casa en lugar de ir a una prisión por sus problemas de salud.

Según la fiscalía, Kuczynski no respetó la prohibición de comunicarse con testigos involucrados en todas las investigaciones derivadas del escándalo Odebrecht, entre otros presuntos incumplimientos.

La medida judicial también incluía "la prohibición de realizar actividad política directa e indirectamente".

La fiscalía denuncia que el exmandatario (2016-2018) recibió a la vicepresidenta Mercedes Aráoz y a los legisladores de su partido Carlos Bruce y Gilbert Violeta.  

"Por prudencia no puedo ir (ahora) a visitar al expresidente", dijo el jueves Aráoz. Un día antes había defendido su derecho a visitarlo, por el hecho de ser amigos.  

"Es un exceso que digan que tuve una reunión 'política' al visitar a Kuczynski", tuiteó el miércoles la vicepresidenta, quien hace una semana se distanció del presidente Martín Vizcarra.

La actitud del fiscal Pérez, muy popular entre los peruanos por investigar de forma implacable a los políticos acusados en el caso Odebrecht, no cayó bien en el gobierno.

Vizcarra, que era primer vicepresidente de Kuczynski y lo sustituyó cuando éste renunció en marzo de 2018, indicó el jueves que "los argumentos de la fiscalía para revocar esta prisión domiciliaria no lo justifican".  

"Exigimos el irrestricto cumplimiento del debido proceso y de los derechos humanos de todo ciudadano", señaló por su parte el ministerio de Justicia en Twitter.

El pedido será analizado por el Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria de la Corte Superior de Lima, a cargo del juez Jorge Chávez.

El abogado de Kuczynski, César Nakazaki, dejó entrever que recusaría al juez por tratarse del mismo magistrado que dictó prisión preventiva al exmandatario el 19 de abril pese a sus dolencias cardíacas. Ese fallo fue apelado y modificado luego por arresto domiciliario por un tribunal superior.

Pero no todos presionan al juez para mantener al exgobernante en casa: "Si Kuczynski violó reglas de conducta, tiene que pasar a prisión preventiva", dijo el congresista Humberto Morales, del izquierdista Frente Amplio.

 

- Dolencias y Odebrecht -

 

Kuczynski es uno de los cuatro expresidentes peruanos investigados por el escándalo de la constructora brasileña Odebrecht.

El 21 de marzo de 2018 se convirtió en el primer presidente en ejercicio en América en dejar el cargo por el caso Odebrecht tras renunciar acorralado las denuncias que hizo suyas el Congreso, dominado por la oposición.

Kuczynski vive solo en una amplia vivienda en el acomodado distrito de San Isidro, en Lima. Su familia reside en Estados Unidos. 

El expresidente, un exitoso banquero de Wall Street, cayó en desgracia luego de que la brasileña Odebrecht revelara que contrató a dos empresas vinculadas con él, las consultoras Westfield Capital y Firts Capital, para que la asesoren en operaciones financieras en Perú. 

Kuczynski había omitido ese dato cuando llegó al poder. Por ello la fiscalía lo investiga por presunto lavado de activos.

El escándalo de Odebrecht en Perú también salpicó a los expresidentes Alejandro Toledo (2001-2006), quien está detenido en Estados Unidos con fines de extradición, Ollanta Humala (2011-2016) y Alan García (1985-1990 y 2006-2011), quien se suicidó en abril antes de ser detenido.