¿Cómo disminuir la criminalidad?

La criminalidad en Panamá, ha aumentado en cantidad y calidad. Existen múltiples factores directos e indirectos que inciden en ella tales como la carencia de servicios sociales, la pobreza, la carencia de controles efectivos en las fronteras aéreas, por mar y tierra y la falta de efectivos programas de reinserción social en las cárceles, aunada esta situación al hacinamiento y la existencia de estructuras físicas deficientes e insuficientes, la desintegración familiar y el crecimiento de bandas, pandillas y organizaciones del narcotráfico.

Nuestro país, con una marcada mala distribución de la riqueza posee áreas en donde la pobreza y la extrema pobreza se hacen presente. En donde los individuos recurren a realizar actividades ilícitas para poder subsistir, en donde madres encargadas de los hogares desintegrados acceden a cualquier tipo de trabajo (prostitución, posesión y tráfico de drogas, contrabando y otros) para poder subsistir.

 

 

Los niños y jóvenes en estas zonas son absorbidos para que realicen actividades ilícitas abandonando la posibilidad de ir a la escuela y lograr su educación. Actualmente tenemos una inmigración creciente en el país y mucha de tipo ilegal, en donde algunos de ellos se dedican a la actividad criminal.

 

 

Estos individuos se suman como parte integral de las bandas y pandillas que poseen relaciones de orden nacional e internacional. En nuestras cárceles existe hacinamiento lo que exacerba la agresión y la violencia en unas condiciones infrahumanas de vivienda con estructuras físicas deficientes y mal distribuidas las que reciben poco mantenimiento.

 

 

 

No existen programas de resocialización como tales concebidos científicamente para ese fin. La reinserción socio laboral no existe y no hay controles de los egresados de los centros penitenciarios por lo que una vez que egresan, vuelven a sus zonas de origen sin la posibilidad de trabajar y con el estigma del record policivo.

 

 

Esto significa que existe mucha posibilidad de que vuelvan a reincidir en la comisión de delitos. Estamos frente a un cambio de gobierno el cual debe concebir dentro de sus políticas para disminuir la criminalidad dirigidos a la creación de programas integrales sociales de servicio en las zonas de riesgo social, realizar programas preventivos y represivos; realizar mejoras en los centros penitenciarios y controlar la salida de los reclusos a través de un departamento de seguimiento.

 

 

Estamos en un excelente momento de atender estos problemas para permitir la seguridad y una mejora en la calidad de vida de los asociados.
*El autor es abogado y criminólogo

 

 

Omar O. López Sinisterra
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

  • Visto: 535