Tras retiro de rebeldes, siguen amenazas de guerra en Yemen, según enviado ONU

Naciones Unidas (Estados Unidos) (AFP) -

El enviado especial de la ONU para Yemen advirtió este miércoles que a pesar del retiro de los rebeldes hutíes de los puertos, el país aún enfrentaba la amenaza de un regreso a la guerra abierta.

'A pesar de la importancia de los últimos días, Yemen está en una encrucijada entre la guerra y la paz', dijo Martin Griffiths al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Según Griffiths, el gobierno yemení y rebeldes hutíes deben seguir adelante con la reubicación de fuerzas y regresar a la mesa de negociación para discutir un acuerdo de paz más amplio.

'Hay señales de esperanza' pero también hay 'señales alarmantes' de guerra.

Los hutíes se retiraron de los puertos de Hodeida, Saleef y Ras Issaen en el mar Negro, en el primer paso concreto en seguimiento del cese al fuego alcanzado en Estocolmo en diciembre.

Los hutíes cedieron el control de los puertos a una 'Guardia costera' pero algunos funcionarios del gobierno señalan que esas fuerzas son de hecho rebeldes con uniformes diferentes.

Griffiths admitió que la primera fase de la reubicación de fuerzas estaba incompleta, pero celebró un 'nuevo comienzo en Hodeida', afirmando que 'el cambio es ahora una realidad'.

El puerto de Hodeida es clave para las importaciones y la llegada de ayuda humanitaria internacional a Yemen, donde los habitantes de algunas regiones se encuentran al borde de la hambruna.

El conflicto, que ha matado a decenas de miles, ha dejado alrededor de 3,3 millones de personas desplazadas, y 24,1 millones, es decir más de dos tercios de la población, necesitan asistencia, según la ONU, que denuncia que se trata de la peor crisis humanitaria en el mundo.

La jefa de UNICEF dijo que aunque el cese al fuego era en gran parte respetado en Hodeida, los combates seguían 'en 30 zonas de conflicto activas, hogar de cerca de 1,2 millones de niños'.

'Estamos en un punto de inflexión. Si la guerra continúa, el país podría pasar el punto de no retorno', añadió.

La coalición liderada por Arabia Saudita intervino en Yemen en marzo de 2015 para contrarrestar el avance de los rebeldes y restituir en el poder al presidente Abd Rabbo Mansur Hadi.