Demandan al actual director del Senafront

El empresario Ricaurte Grajales Pezet va saliendo poco a poco del infierno y rompe el silencio, para denunciar al director del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront), el Comisionado Erick Eduardo Estrada y al actual abogado del Servicio de Protección Institucional (SPI), Edgard Torres.


Grajales señala a Estrada, exdirector del SPI y a Torres, de delitos contra la fe pública, falsificación de domcumentos en general y simulación de hechos punibles.


Grajales, propietario de la empresa ARMUNAL ( armas y municiones nacional, S.A.) fue acusado dentro de una investigación contra los antiguos jefes del SPI, Carlos Castillo, David Flores y Jaime Trujillo, de supuesto tráfico de armas y de haber cobrado por 406 armas tipo Glock.


El argumento de Estrada y Torres es que las armas habían sido “regaladas” por Grajales y para ello mostraron copia de una carta falsa, de la cual nunca aparecieron los originales.
“No tenía por qué regalarle pistolas al SPI”, advirtió Grajales, quien aseguró que luchará para que haya justicia.

JAMES APARICIO
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Twitter: @jamesapariciopa
Instagram: jamesapariciopadre

 

  • Visto: 530