El papa sustituye a un obispo de Brasil detenido por supuesta corrupción

EFE |  El papa Francisco ha aceptado la renuncia al gobierno pastoral de la diócesis de Formosa, en el centro de Brasil, presentada por José Ronaldo Ribeiro, quien fue detenido el pasado 19 de marzo, junto con su vicario general y otros cuatro sacerdotes, acusados de desviar la recaudación que obtenían de los feligreses, informó hoy la Santa Sede en un comunicado.

En su lugar, ha nombrado administrador apostólico con sede vacante, es decir en espera del nombramiento de un nuevo obispo, a Paulo Mendes Peixoto, arzobispo metropolitano de Uberaba (sureste).

Los arrestos se produjeron en el ámbito de una operación, bautizada como "Caifás", que se inició con objeto de desarticular "una asociación para delinquir" que desviaba "recursos de la Diócesis de la Iglesia Católica de Formosa" y de algunas parroquias en el estado de Goiás (centro-oeste), según informaron entonces fuentes oficiales del país.

Con el dinero desviado de los diezmos y las donaciones, el grupo llegó a invertir en una casa de lotería y comprar vehículos para uso personal, bienes que estaban a nombre de testaferros, según confirmó entonces la Fiscalía de Goiás.

Los recursos desviados se estiman en unos 2 millones de reales (unos 600.000 dólares) y procedían de "diezmos, donaciones, tasas por bautizos y bodas", entre otras "recaudaciones festivas de dinero de los fieles".

 

Etiquetas: Papa Francisco

  • Visto: 286