Slider
Prensa_FPg_x_21_Nina.jpg

Ruido, enemigo silencioso que puede causar la muerte

Las personas no son conscientes de las complicaciones a la salud que conlleva la exposición permanente a ruidos excesivos que sobrepasan los 80 decibeles.

Pérdida auditiva irreversible, aumento de los niveles de estrés, problemas en el ciclo de sueño, alteración del ritmo cardíaco, actitudes agresivas, problemas mentales, dificultad para concentrarnos, irritabilidad, dolor de cabeza, fatiga, impotencia sexual, depresión, tinnitus (zumbidos en los oídos), trastornos circulatorios y digestivos, son solo algunos trastornos que están relacionados con la contaminación auditiva, según explica la fonoaudióloga y vicepresidenta de Fundación Oír es Vivir, Analida Pitty.

Cuando es tarde
Manifiesta que la gente ha aprendido a vivir con los sonidos excesivos y cuando se da cuenta que está perdiendo la audición, tiene un daño irreversible.
“No es solo que la persona no escucha, sino que oye como si tuviera un radio mal sintonizado, así oyen por el resto de su vida y esto es algo que se puede prevenir con educación”, expresó.

Cuenta que cuando se escucha música con audífonos, los demás no deberían oír, si esto es así, se están haciendo un daño porque están en una fuente sonora que está directa hacia el tímpano a una distancia milimétrica.

La doctora afirma que las frecuencias agudas son las primeras que se pierden.

ruido

Zulema Emanuel
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Twitter|Instagram
@zulemaemanuel

 

  • Visto: 529