Panamá se sumerge en cuatro días en agua, fiesta y desenfreno

EFE | Panamá se sumerge desde hoy y hasta el próximo martes en un carrusel de agua, fiesta, desenfreno y música para celebrar los Carnavales, las fiestas populares más importantes del país.

Las terminales de autobuses de la capital panameña ya lucían abarrotadas desde primera hora de ayer, así como las principales vías de salida de la ciudad en dirección al interior. Esta madrugada Acan-Efe constató el denso tráfico en dirección a diversas ciudades del interior del país, buscando llegar más rápido a su destino, lo que fue propicio por la ausencia de retenes policiales carreteros antes de que salga el sol.

Las Carnavales, que se celebran desde 1910, cuando fueron institucionalizados por el entonces alcalde capitalino José Agustín Arango, son especialmente famosos en varias localidades del interior como Las Tablas, Chitré y Penonomé, donde unos camiones cisterna rocían con agua a la gente en los denominados "culecos".

Cada tarde y noche marchan en fastuosas carrozas hermosas reinas escogidas en cada ciudad, la mayoría divididas en "calle arriba" y "calle abajo", acompañadas de su séquito, comparsas, murgas, quienes protagonizan el "topón" en el que desde ambos bandos se gritan buscando minimizar a la rival, vigilados por la policía.

Aunque la gran fiesta tiene lugar en más de medio centenar de pueblos y ciudades del interior, muchos panameños se quedaron en la capital para disfrutar de un sinfín de tarimas, desfiles, reinas, bandas musicales y "culecos".

La noche del viernes el paseo marítimo de la ciudad, conocido como Cinta Costera, se vistió con los colores de los cuatro elementos de la naturaleza (fuego, tierra, agua y aire) para coronar a la reina del carnaval capitalino 2018, Yanidia Maure. Maure, una estudiante de Odontología de 22 años, bailó junto a sus dos princesas en un colorido desfile amenizado por distintos artistas panameños y extranjeros, como los denominados "Patrones de la cumbia" Samy y Sandra Sandoval y los regueseros RD Maravilla y Phanton. Durante el día de hoy, las celebraciones se centrarán en los más pequeños y la Cinta Costera contará con un parque infantil, juegos mecánicos, payasos y un desfile de disfraces, indicó la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP). Una de las actuaciones más esperadas tendrá lugar el martes, en el cierre del carnaval capitalino, y correrá a cargo del merenguero dominicano Sergio Vargas.

Las fiestas del rey Momo generan en Panamá jugosos beneficios, ya que movilizan a casi un millón de panameños e inmigrantes y atraen cada año a cerca de 40.000 turistas extranjeros, procedentes principalmente de Estados Unidos y del resto de países centroamericanos. "La expectativa de impacto a la economía en todo el país es de 300 millones de dólares", dijo esta semana el ministro panameño de Turismo, Gustavo Him. Las autoridades también han pedido la contención sexual, para prevenir embarazos no deseados e infecciones de transmisión sexual, y mucha prudencia en las carreteras y en las playas. La Fuerza de Tarea Conjunta, unidad que aglutina a todos los cuerpos de seguridad y que actúa en situaciones excepcionales o de emergencia, ha desplegado hasta la semana que viene un total de 25.000 agentes por todo el país y centenares de socorristas en las principales playas. Las autoridades controlarán además estos días que no se usen indebidamente vehículos oficiales, una práctica que conlleva multas y la destitución del cargo, en el caso de que el funcionario sea reincidente. El miércoles, con el "entierro de la sardina", las reinas mandarán a sus súbditos al trabajo, y los católicos inician el periodo de la Cuaresma.

 

  • Visto: 654