Un golpe al hígado

Las noticias  falsas (Fake News en inglés) se han convertido en un instrumento de desinformación, descrédito, arma de ataques personales y también de carácter político.

En las últimas dos semanas se han masificado (viralizado) contenidos sobre la política doméstica, la Policía Nacional y la vida de famosos de la televisión, que podrían catalogarse como informes calumniosos e injuriosos, porque son devastadores para la imagen de las personas y su integridad.

 

Imprimir Correo electrónico