Punto de Vista

El terrorismo nos quiere infundir miedo. El más reciente ataque, en Barcelona, confirma que la lucha contra los extremismos violentos tiene que ser firme.
Los criminales usan el terror como arma política y creen que así ganarán esta guerra entre el respeto a la vida y la barbarie infernal.

 

Imprimir Correo electrónico

Mi primer gran libro fue “Quiero Aprender” de Rubén D. Carles. A partir de esa experiencia, fascinante con la lectura y las letras, comenzó este largo viaje de los conocimientos a través de la palabra, de novelas, ensayos, artículos periodísticos e investigaciones sesudas.

 

Imprimir Correo electrónico

Si me  quedo callado soy cómplice y no puedo. A raíz de varios incidentes, a mi juicio serios y preocupantes por historias publicadas en Metro Libre, la solidaridad ha venido de cientos de colegas periodistas y empresas del periodismo nacional.

 

Imprimir Correo electrónico

La transparencia,  en la actuación de los funcionarios, va de la mano de la honestidad.La transparencia,  en la actuación de los funcionarios, va de la mano de la honestidad.

Se ha vuelto una mala costumbre que los altos cargos de la administración pública se transformen en furibundos enemigos de la prensa cuando se cuestionan sus actuaciones en el cargo.

Les recuerdo que los dineros que reciben y la plata que gastan no es de ellos, sale de los fondos públicos.Cuando el dinero no es  de las arcas del Estado, le corresponde a los privados tener sus reglas para su uso.¿Lo entendieron?

 

Imprimir Correo electrónico

La educación  de calidad es nuestro talón de Aquiles, la base descompuesta de la desgracia institucional que tiene en jaque al país.La educación  de calidad es nuestro talón de Aquiles, la base descompuesta de la desgracia institucional que tiene en jaque al país.

El deterioro de las instituciones democráticas y la maleantería usada para ejercer la política tienen como origen el secuestro de la ética, la moral, los buenos modales, el respeto y el temor a las consecuencias.

Si en la casa la educación está por el piso, en las escuelas se ha ido perdiendo entre  programas basados en la memorística, donde pensar y cuestionar   está prohibido.

 

Imprimir Correo electrónico

Los educadores de las áreas de difícil acceso (en las montañas y comarcas indígenas) donde la mano del Estado llega tarde e incompleta reclaman, desde hace varias semanas, que se atiendan demandas básicas para prestar el noble servicio de educar a los jóvenes que no tiene las ventajas y beneficios de vivir en los centros urbanos.
Al ministerio de Educación le ha faltado valentía, liderazgo y voluntad para resolver, sin tanta excusa y burocracia, un asunto de obligación y también de justicia.

 

Imprimir Correo electrónico

Este reflexión va dirigida a las escuelas de periodismo y también a los estudiantes que deciden incursionar en el mundo exigente de la comunicación social.
Los graduados de periodismo, de los últimos años,que logran un título universitario, llegan a las redacciones de los diarios, televisoras y periódicos con tantas deficiencias académicas, en el manejo correcto del idioma español, de conocimientos históricos, políticos y geográficos, que me pregunto, ¿cómo terminaron la carrera?
¿Fallaron las universidades o ellos mismos?

 

Imprimir Correo electrónico

Los informes optimistas sobre el crecimiento de la economía contrastan con los testimonios relacionados con el desempeño de las actividades domésticas.
Un recorrido por importantes zonas comerciales permiten advertir del cierre de locales, reducción en los montos pagados por el alquiler y reportes de bajas ventas o menor consumo.
Las explicaciones que se dan son pobres y no permiten entender un fenómeno que está,sin lugar a equivocarme, afectando la percepción y la creencia que a todos les va bien.

 

Imprimir Correo electrónico

La codicia dictatorial de Nicolás Maduro Moro no tiene límites y agrava el actual deterioro de Venezuela. La Constituyente, votada el domingo, es ilegítima e ilegal. Los hechos confirman la demencia del dictador: un país al borde del caos, 125 muertos, la nación al borde de la quiebra, miles de presos políticos, protestas diarias contra el régimen y millones de venezolanos refugiados, a la fuerza, desde China al resto del mundo. Maduro caerá. No tengo dudas de eso. Pero la agonía sigue pasándole factura a Venezuela.

 

Imprimir Correo electrónico

Estamos sentados sobre pólvora. La frustracción ciudadana porque no llega el punto final en los casos de corrupción y enriquecimiento injustificado, incluyendo Odebrecht, va en aumento con la forma peligrosa de la avalancha. Cuando los que confesaron la corrupción están libres o reciben medidas cautelares que no se le aplican al resto de los panameños involucrados en delitos comunes, es lógico que surjan serios reclamos del pueblo, el principal afectado por los robos descarados desde el poder.

 

Imprimir Correo electrónico

Lo que sabemos  de la violencia en Colón, es que está relacionada con el aumento de las actividades del narcotráfico y la rivalidades entre las pandillas que controlan el mercado local, protegen cargamentos o se disputan las rutas y la relación con la mafias de Colombia y México.

La matanza se lleva a la juventud colonense e imprime terror entre la gente buena.Para recuperar la tranquilidad y arrinconar al crimen, que azota a la Costa Atlántica, hay  que ser implacable.

 

Imprimir Correo electrónico

En los países  donde Odebrecht tocó tierra y confesó que usó el soborno y la coima para hacerse de licitaciones y contratos, la justicia y la política se agitan con sus decisiones.

En Panamá se ha cubierto, con un velo de silencio y poco información, un caso que aunque no es peor que  el resto de investigaciones por corrupción, que esperan su turno ante los jueces, es escandaloso.

Cuando se gana tiempo y se le echa tierra a los casos, se alimenta el caldo de cultivo de la mala percepción y de la sospecha.

 

Imprimir Correo electrónico

 

Cuando escucho  y confirmo, de manera contundente, que la justicia se pone de acuerdo con el corrupto, el asesino o el violador para ahorrarse dinero y tiempo, soy uno de los miles de panameños asombrados, preocupados y decepcionados con el la marcha del país.

Cuando escucho  y confirmo, de manera contundente, que la justicia se pone de acuerdo con el corrupto, el asesino o el violador para ahorrarse dinero y tiempo, soy uno de los miles de panameños asombrados, preocupados y decepcionados con el la marcha del país.¿Cuándo fue que los ciudadanos les dimos el derecho de pactar a nombre de nosotros?Para que Panamá recupere la confianza ciudadana y se recupere la credibilidad, hay que impulsar una reforma política del Estado que depure y recupere los valores.

 

Imprimir Correo electrónico

 

Entre el 24 y 26  de julio de 1900 se escenificó en Panamá la “Batalla del Puente de Calidonia”, uno de los episodios más sangrientos, pero también heroicos de la Guerra de Los Mil Días que enfrentó a las fuerzas conservadores y liberales de  Colombia.

La revolución liberal estremeció al istmo, entonces anexado por voluntad propia a Colombia y sembró la semilla de la separación definitiva en 1903.De los mil hombres que rodearon a las fuerzas conservadoras, en el Puente de Calidonia, fallecieron no menos de 700 soldados del ejército liberal y 98 de conservador.

La paz llegó con sangre y selló el nuevo destino de Panamá.

 

Imprimir Correo electrónico

 

La semana pasada recibí una llamada del diputado del PRD, Javier Ortega para reclamarme el contenido de una columna de opinión y, en tono altanero y arrogante, decirme, casi como sentencia, que era mentiroso y que además lo escribiera.

Los ciudadanos y la opinión pública, nos juzga por nuestras actuaciones y conductas. Cuando un funcionario de elección popular o por designación interviene en la opinión de la prensa, ¿qué pretende? ¿Intimidar, amenazar o mandar un mensaje de miedo? Conmigo se equivocó.

 

Imprimir Correo electrónico

 

Dos diputados del PRD han sugerido que propondrán un proceso de expulsión contra la diputada Zulay Rodríguez porque con su discurso radical los tiene contra la pared, a ellos y a quienes representan la actual mayoría legislativa.

La sugerencia me parece cobarde, porque los diputados tienen que enfrentarse con una intensa dialéctica.
Hacen una lectura equivocada de Rodríguez y sus expresiones y mientras la amenazan, su discurso cala y gana mucho y amplio respaldo popular.

 

Imprimir Correo electrónico

 

Los subsidios, a la pobreza, y el clientelismo político crearon una nueva clase social en Panamá, acostumbrada a recibir dinero sin trabajar y a que el político diera un “salve” o una “toalla” para resolver el día a día. Todo, menos la perseverancia y la constancia en el trabajo.

Los camioneros quieren que Papá gobierno les resuelva, los damnificados de Curundú dicen que les deben dar “su plata” y un transportista amenazó con lanzarse de lo alto de un puente si no le anulan unas multas.
Es hora recuperar sensatez y autoridad.

 

Imprimir Correo electrónico

 

Los sicólogos, siquiátras y “expertos” en crisis emocionales tienen sus explicaciones.

Atribuyen los actos de violencia y expresiones de intolerancia de los panameños a los tiempos que vivimos y al famoso estrés.

Estoy convencido que las actitudes delictivas de muchos están relacionadas con la educación, la ausencia de conceptos espirituales, el excesivo materialismo y una débil orientación en el hogar, porque los padres son alcahuetas o no les importa con sus hijos.

 

Imprimir Correo electrónico

 

Los venezolanos acudieron en masa al llamado hecho para expresar su deseo inalienable de recuperar la senda democrática.

Está claro que el gobierno de Nicolás Maduro no podrá sostener la actual situación y deberá, obligado por la presión popular y también internacional, convocar a elecciones libres, respetar los resultados, liberar a los presos políticos y terminar con la agonía de millones de venezolanos que lo único que exigen es vivir en paz y sin persecuciones.

 

Imprimir Correo electrónico

 

La reforma política del Estado, con una nueva Constitución y la despolitizacón de la justicia, así como cuál será el futuro de la educación y el sistema de salud pública siguen en la lista de los imponderables.

Quienes pretendan gobernar el país, en próximos quinquenios, tendrán que presentarle a los panameños, un proyecto de Estado que permita consolidar las instituciones políticas que son fundamentales para terminar con el clientelismo, el mal uso de los dineros públicos y los abusos de poder.

 

Imprimir Correo electrónico

Si la política anda mangas por hombro, en el resto de la sociedad panameña la tuercas también están flojas.

El país está urgido de una reforma política y una revolución social que sacudan todas las estructuras para que la nación recupere un rumbo claro y sólido.

El clientelismo, juega vivo, “qué hay para mi”, la falta de perseverancia y esfuerzo individual y de grupo le han impuesto a la sociedad los antivalores

La ética y la moral son claves para regresar a la senda correcta.

 

Imprimir Correo electrónico

La condena anunciada, a 9 años de prisión, para el expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva confirmó que la corrupción no tiene partido político ni tampoco ideología.

Las élites políticas fueron seducidas por el dinero fácil, salido de las arcas de los Estados, las trampas en las licitaciones, la colusión, el soborno y la coima.

La llegada de Lula al poder significó la esperanza la izquierda en Latinoamérica pero también su fracaso.

En la administración de Lula se fortaleció el esquema fraudulento de Odebrecht y se fraguó una crisis política sin precedentes.

 

Imprimir Correo electrónico

Venezuela madura el cambio. El régimen de Nicolás Maduro, como todas las dictaduras, se aferra al poder mientras cae hacia el abismo. Los venezolanos piden el retorno a la institucionalidad democrática, respeto de los derechos humanos y el dictamen sabio de las urnas.

Más de cien días de disturbios se suman al deterioro creciente de la convivencia. No se trata de una lucha de quítate tú para ponerme yo, sino de un legítimo reclamo de la mayoría de los venezolanos de vivir en paz y en plena libertad.

 

Imprimir Correo electrónico

ML 20170711 2 19ph01

La justicia tiene pendiente el caso Odebrecht. El país espera que el ímpetu que se le da a los casos de corrupción atribuidos a la pasada administración, por el manejo de los dineros públicos, se traslade a la constructora brasileña y su práctica confesada de usar el soborno y la coima para hacer negocios.

La demora genera impaciencia, alimenta la suspicacia y sospechas de quienes creemos se gana tiempo para salvar a algunos de un hecho delincuencial y bochornoso que merece ir a juicio y tener un castigo ejemplar

 

Imprimir Correo electrónico

ML 20170710 2 17ph01

Las redes sociales  reemplazaron a radio bemba y permitieron que en milésimas de segundos los chismes, rumores y acontecimientos, que antes no tuvieran importancia, se conviertan en un asunto de interés nacional.

Tal como ocurrió con el desafortunado “Reynaldo” cuando su compañera sentimental lo acorraló en un hotel de ocasiones y el hecho fue difundido masivamente, también “el party de La Polla”, la jovencita de la 24 de Diciembre, desbordó las tendencias y es el tema obligado de intercambios de comentarios, conversaciones grupales, memes y el buen sentido del humor del panameño.

 

Imprimir Correo electrónico