Panamá y Colombia trazan hoja de ruta para superar larga disputa comercial

EFE| Panamá y Colombia trazaron hoy una hoja de ruta para poner punto final a una larga disputa comercial que ha obstaculizado la relación bilateral, y también para avanzar en el ambicionado proyecto de interconexión eléctrica entre ambos.

Las cancilleres de Panamá, Isabel De Saint Malo, y de Colombia, María Ángela Holguín, anunciaron al concluir un encuentro ministerial celebrado en la Cancillería panameña, que para avanzar en la solución del desacuerdo comercial la próxima semana habrá una reunión técnica de las carteras de Comercio de ambos países.

En la reunión técnica, que todavía no se ha acordado si tendrá lugar en Colombia o en Panamá, los viceministros de Comercio de ambos países y sus equipos de trabajo buscarán llegar a acuerdos a este sensitivo asunto que ha tensado la relación bilateral.

De Saint Malo espera que la reunión acordada hoy por los ministros de Comercio de Colombia, María Lorena Gutiérrez, y de Panamá, Augusto Arosemena, contribuya a ponerle un "punto final" a esta diferencia comercial que, afirmó, "para nadie es un secreto que en los últimos años ha creado un impasse" en la relación bilateral. Holguín, por su parte, cifró su esperanza en que la nueva titular de Comercio de su país ayude a allanar el camino para llegar a una solución porque conoce del tema y "lo trae estudiado hace mucho tiempo", pues hasta hace poco fue mano derecha del presidente, Juan Manuel Santos, como Secretaria General de la Presidencia.

La diplomática colombiana añadió que Gutiérrez conoce bien las situaciones que se han dado con Panamá, y que espera que la reunión técnica ayude a "sobrepasar este impasse para reencaminar nuestra relación no solo comercial, sino general".

Panamá y Colombia mantienen una larga disputa en la Organización Mundial del Comercio (OMC) por unos aranceles aplicados por las autoridades colombianas a las reexportaciones de textiles y calzados de la Zona Libre de Colón (ZLC), la mayor del hemisferio, ubicada en el Caribe panameño.

La controversia comenzó en 2012 y ha vivido varias etapas, e incluye un fallo de la OMC a favor de Panamá que obligó a Colombia a suspender en noviembre pasado el arancel mixto, pero en su lugar aprobó dos decretos que endurecen los controles aduaneros y que dificultan de igual manera las importaciones de calzados y textiles procedentes de la ZLC, según con las autoridades panameñas.

A causa del tema arancelario Panamá, tiene suspendido el proceso de aprobación del tratado de libre comercio (TLC) firmado por los dos Gobiernos en 2013, tras 4 años de negociaciones iniciadas en 2009. De su lado, el ministro panameño de Comercio, Augusto Arosemana, dijo a periodistas tras finalizar el encuentro que "existe la disposición de resolver esto próximamente y en el corto plazo".

Arosemena, empero, afirmó que Panamá mantendrá sus reclamaciones ante la OMC porque, resaltó, "nosotros consideramos daños causados anteriormente" por esta disputa, estimados en 2010 millones de dólares.

Además del tema comercial, las cancilleres de Colombia y Panamá, junto a sus respectivas delegaciones, se comprometieron a darle un impulso al proyecto de interconexión eléctrica entre los dos países, así como en reforzar la colaboración en la lucha contra el crimen organizado y el narcotráfico. Holguín destacó la importancia que reviste para Colombia no solo la interconexión eléctrica con Panamá, sino también la que le falta por organizar "con Ecuador, Perú, Chile, Bolivia y Centroamérica".

Esta interconexión, según Holguín, "es una integración física como pocas hay en la región y para nosotros es de grandísimo interés que se puedan subsanar los problemas (técnicos) que han habido y se pueda iniciar esa gran obra para todas las Américas".

A su vez, el ministro panameño de la Presidencia encargado, Salvador Sánchez, dijo a Acan-Efe la interconexión atravesará zonas "muy sensibles" para Panamá "que requieren de un diálogo franco y sincero con los pueblos indígenas que habitan esos territorios".

La interconexión eléctrica es un proyecto de unos 500 millones de dólares que se remonta a 2009 y está suspendido de forma indefinida desde agosto de 2012 debido a la falta de capital y problemas en los aspectos técnicos y socio-ambientales.

La seguridad y la lucha contra el narcotráfico fue otro tema que se abordó en la reunión de alto nivel celebrada hoy en la capital panameña, en la que ambos países se comprometieron a mantener la cooperación bilateral.

Holguín destacó que ambos lideran la lucha contra el narcotráfico con más del 70 % de incautaciones en la región, y dijo que Colombia, más de 30 años combatiendo el tráfico de drogas, seguirá colaborando con Panamá en erradicar este flagelo.

 

Imprimir Correo electrónico

Notas relacionadas