Panamá puede aumentar su PIB hasta un 30% si se convierte en hub logístico

EFE | El producto interior bruto (PIB) de Panamá puede aumentar entre un 20 % y un 30 % hasta 2030 si el país consigue rentabilizar su posición geográfica y convertirse en un hub logístico de clase mundial, dijo hoy el experto contratado por el Gobierno para elaborar un plan nacional de logística a largo plazo.

"El principal reto de Panamá es conseguir que las grandes empresas internacionales no se vayan a otros puertos para ahorrarse costes operativos y que apuesten de manera estable y sostenible por el país", apuntó el consultor español Felipe Manchón, de SPIN, en la presentación de la llamada Estrategia Logística Nacional 2030. La elaboración de esta estrategia, que se ha financiado parcialmente con fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), era una de las grandes demandas de los empresarios del sector, que se quejan de que Panamá no termina de sacarle partido a su privilegiada posición geográfica.

Manchón aseguró que Panamá tiene un "espacio logístico único en Latinoamérica", ya que cuenta con el canal interoceánico, con grandes puertos en los dos océanos, con una conexión aérea de primer nivel gracias al Aeropuerto Internacional de Tocumen y con muchas zonas francas, entre las que destaca la Zona Libre de Colón, considerada la más grande del continente.

Sin embargo, añadió, ciertos países de la región están avanzando mucho en temas logísticos, como Chile, México y Colombia, y podrían llevarle la delantera a Panamá. Para que esto no ocurra, es necesario acometer más proyectos portuarios, mejorar la conexión terrestre, impulsar el "cluster" de carga aérea, acometer cambios normativos, agilizar procesos aduaneros y mejorar la accesibilidad rural, explicó el especialista. "Al sector público le toca crear las condiciones de desarrollo, pero el sector privado es el que tiene que desarrollarlo", precisó Manchón.

El sector logístico, que representa el 35 % del producto interior bruto (PIB) de Panamá, es uno de los grandes pilares de la economía panameña, junto con el turismo y la plataforma financiera. "Sería muy triste que hayamos ampliado el canal y que sean otros países los que se lleven los beneficios de esta obra en materia logística.

El sector representa la oportunidad más grande que tiene el país de seguir creciendo de manera sostenida", admitió el ministro panameño de la Presidencia, Álvaro Alemán. Esta estrategia, precisó Alemán, no es gubernamental sino que es un proyecto de Estado y debe usarse como base en las futuras administraciones.

El Canal de Panamá entró en funcionamiento en 1914 y por sus aguas se mueve actualmente el 6 % del comercio mundial. La ampliación de la vía interoceánica, que se inauguró en junio de 2016, permite el paso de barcos mucho más grandes, los conocidos como neopanamax, que pueden transportar hasta 13.000 contenedores, es decir, casi tres veces más carga que la que pasaba por las esclusas antiguas

 

Imprimir Correo electrónico

Notas relacionadas