Dieta saludable

 La buena nutrición evita problemas de desnutrición y obesidad. Una buena nutrición debe empezar en la infancia con la lactancia materna exclusiva por los primeros seis (6) meses de vida. Después de esto, a los niños se les debe enseñar a comer en forma adecuada y comer todo los grupos de alimentos.

 

Hay muchas dietas que dicen ser saludables. Lo cierto es que los más importante es que sea balanceada, que incluya todos los grupos alimentarios (carbohidratos, grasas, proteínas, vitaminas y minerales) y de cantidad necesaria para dar la energía que el cuerpo requiere para funcionar.

Esto último se mide en calorías. Además, debe contar con suficiente cantidad de vitaminas y minerales. Cuando compre comida, debe fijarse en la etiqueta nutricional y los productos sanos, en general, no deben tener grasa industrial (trans), el porcentaje de sal debe ser por debajo de 6%.

Las bebidas azucaradas artificialmente no son saludables para el organismo. Estamos analizando, en esta administración, la posibilidad de poner un etiquetado más prácticos para que la población sepa qué alimentos tienen contenidos altos de sal, azúcar, grasa, etc y así pueda escoger, con conocimiento, los alimentos que prefiera consumir.

Creo, personalmente, que sería una buena política de Estado, para disminuir la prevalencia de enfermedades producidas por el mal estilo de vida como la hipertensión arterial, diabetes, muchos tipos de cánceres, etc.

En general, la ingesta de azúcar debe limitarse a menos de 40g/día (10 cucharaditas rasas), la de sal a 5g/día (1 cucharadita rasa). En cuanto a las grasas, estas deben ser máximo 30% del total de calorías y deben ser a base de grasas no saturadas (presentes en frutos secos, como nueces, aguacate, pescado, girasol) y evitar el exceso de la grasa animal y mantequilla (grasas saturadas).

Las grasas trans, presentes en los alimentos en conserva, deben evitarse al máximo.
También se debe comer fibras diariamente e ingerir frutas, hortalizas y granos en todas las porciones de comidas. Si va a comer en restaurantes, escoja uno que esté limpio y que el aspecto de los trabajadores sea el adecuado. Evite añadirle sal a la comida y evite los "refills" de las bebidas, si escoge tomar estas.
* El autor es médico y ministro de Salud.

 

Imprimir Correo electrónico

Notas relacionadas