Tenemos que cambiar de mentalidad


Por más que en el Metro de Panamá tienen grabaciones con las reglas de uso, las personas hacen caso omiso a las recomendaciones. Se pueden ver a personas comiendo, sentados en la escalera, pisando las líneas amarillas, quedándose como los antiguos “pavos” de los diablos rojos en la puerta, sin permitir pasar a los que quieren bajar o ingresar. Además, escuchan música sin audífonos, a pesar que se les ha dicho en repetidas ocasiones que está prohibido. Ni hablar de los que creen que el poste para sostenerse es una extensión de su cama y se recuestan cómodos sin importarles que los demás no puedan agarrarse y corran el riesgo de caerse.

 ¿Acaso es necesario que haya varios policías en cada vagón para que el usuario cumpla con las leyes? Por supuesto que eso es una utopía y no sucederá, si ni siquiera en la calle a veces se ven. Cuando uno viaja a otras latitudes y ve cómo se comportan en otros países se da cuenta que nos falta mucho por aprender para lograr los avances. De nada vale que tengamos una estructura bonita y funcional, que nos jactemos de que cada vez hay más avances tecnológicos en el país si al final somos cortos de mente y nos comportamos como ignorantes. Si ven a un adulto mayor se hunden en sus celulares, entran empujando o se quedan parados como postes para que los demás no puedan pasar a las áreas que están vacías.

Necesitamos urgentemente cambiar de mentalidad. Intentar ser más corteses y respetar las reglas para así tener una mejor sociedad. Eso se enseña en casa y lo refuerzan en la educación preescolar, pero parece que a algunos se les ha olvidado.

Zulema Emanuel
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
* La autora es periodistas de Metro Libre.

 

Imprimir Correo electrónico

Notas relacionadas