Dilema ético y patria potestad

En tertulia de amigas preguntan porqué dejaron morir al bebé que sobrevivió 60 horas a su desconexión, cuando los médicos aseguraban no podría hacerlo por más de una.

El desafío inesperado de esta criatura, trae al tapete el tema de la eutanasia, de la ética médica y de la peligrosa intromisión del Estado sobre la patria potestad.

De Charlie Gard y Alfie Evans, la memoria me lleva a Andrea Quijada, operada de un tumor en España, cuando los galenos locales prácticamente la mandaron a morir a casa.

Esa familia ganó tiempo y esperanza. Lo mismo anhelaban los padres de los bebés “desahuciados” por el hospital y las autoridades que se escudaron en darles una “muerte digna”.

La fuerza de un padre por salvar a su hijo es arrolladora, pero ni la lucha legal, ni la intervención del Papa, pudieron contra la férrea negación.

Una profunda tristeza me invade al imaginar la angustia e impotencia de quienes no pudieron decidir el destino de sus hijos, darles esa última oportunidad.

La mediática batalla legal evidencia el dilema ético que se nos viene si dejamos en manos del Estado lo que es competencia de quien da vida y confía en que es sagrada.

María Teresa Patiño Amor
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
* La autora es comunicadora social.

 

  • Visto: 1295