Momias parlamentarias

Debo iniciar este escrito señalando que realmente ignoro las matemáticas de la mayoría de los miembros de la Asamblea Nacional que destinan en sus campañas electorales más dinero del que al final del camino obtendrán como salario si llegaran a ganar la curul.

Esto nadie lo entiende, porque de seguro la excusa menos creíble es que lo hacen “por amor a la patria”.

De allí que coincidamos con una gran parte de la comunidad panameña sobre la importancia de poner un alto a la reelección de estos políticos porque el sentido común, que es el menos común de los sentidos, nos indique que “normalmente” se reelige a los que han trabajado con honestidad en sus verdaderas funciones; es decir, a favor del país.

La realidad es otra. El clientelismo político que generan estos individuos es irracional.

La comunidad “generalmente” los vuelve a apoyar porque les hizo “un favor” o les “regalaron algo”; cuando esta acción dista mucho de lo que debe ser el trabajo parlamentario.

Culpa de ello es el concubinato del gobierno de turno que los apoya mientras sean “aliados” políticos.

Es inadmisible la presencia de estas “momias parlamentarias” con tres, cuatro y cinco periodos legislativos, sin incluir que a la par también ejecutan otras posiciones que a pesar de la edad, se comportan como “indispensables”, aunque la realidad es que sufren de gula de poder político y financiero”.

Es hora que el pueblo les ponga un alto. Que busquemos la renovación de una Asamblea al servicio de la comunidad y no la de individuos egoístas que solo buscan su bienestar personal.

*El autor es periodista.

Euclides Manuel Corro Rodríguez
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

  • Visto: 403