501821120.jpg

El dolor en la parte baja de la espalda

La lumbalgia es el dolor en la parte baja de la espalda. Es muy frecuente y las causas son múltiples, pero la más frecuente es por problemas músculo-esqueléticos (mala postura o movimientos inadecuados).

En personas de mayor edad (usualmente adultos matoyes de 60 años), hay que tomar en cuenta la afección de las vértebras por otras enfermedades (inflamatorias, degenerativas y tumorales). Es además, una causa importante de ausentismo laboral.

Alrededor del 80% de la población mayor de 45 años ha tenido algún episodio de lumbalgia alguna vez en su vida. Esto se debe a que el centro de gravedad del cuerpo se encuentra en esta área y el abuso biomecánico sobre esta región produce desgaste y lesiones de las estructuras (músculos, vértebras y nervios) ahí presentes.

Los factores de riesgo más frecuentes son: obesidad, sedentarismo, trabajos que requieren de esfuerzo físico, tabaquismo, depresión y ansiedad. Cuando afecta un nervio (usualmente conocido como ciática), suele irradiarse a una pierna y la incapacidad suele ser mayor, con mucha molestia al caminar.

Es importante que tengamos presente la adecuada postura que debemos tener en la vida cotidiana (casa y trabajo). No debemos permanecer más de 30 minutos en la misma posición, ni estar sentados frente a la computadora más de ese tiempo en forma continua. Cuando nos agachamos, debemos mantener la espalda en posición recta. Si usamos mochila, está debe estar bien colocada en la espalda y nunca debe pesar más del 10% del peso del individuo.

El ejercicio físico moderado previene la lumbalgia y por el contrario, la inactividad física puede agravar la falencia. Los ejercicios que ayudan a prevenir la lumbalgia suelen ser aquellos que fortalecen los músculos abdominales y los estiramientos de la espalda, los cuales deben hacerse todos los días. La clave del éxito es hacer ejercicios y mantener una higiene postural adecuada.

La mayoría de las lumbalgias pueden mejorar con rehabilitación física (fisioterapia) y analgésicos, pero recuerde ser visto por su médico antes de intentar "curarse", ya que podría agravar la lesión.

Cuando se tiene una lumbalgia por más de una semana, sin mejoría, debe acudir al médico para que se haga el diagnóstico adecuado de la causa de la misma. De acuerdo a la causa, así se escogerá el tratamiento respectivo.

*El autor es ministro de estado

Miguel Antonio Mayo 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Instagram: @mayogastro
Twitter: @mayogastro

 

  • Visto: 617