maria_tresa.jpg

Tan cerca, pero tan lejos

Uno de mis hijos destaca el estrés que le provoca ser incluido en grupos de whatsapp, al otro no le roba la calma, a mi francamente me está sobrepasando. ¿Cómo hacíamos antes de esta tecnología que nos tiene al alcance de todos, para todo? En casa de mis padres había un letrero “el teléfono es para acortar distancias, no para alargar conversaciones”.

Si bien estamos más cerca, también más lejos, (la mayoría prefiere whatsapp) y estando juntos el bendito celular es una distracción. Familia, amigos, vecinos, compañeros de trabajo, colegio y más crean grupos para comunicarse.}

La mayoría cuando le place, se acuerda o desea compartir mensajes que te llegan por otros grupos, dándote idea del top ten temático del día.

Me mantengo en los vinculados a mis actividades personales y profesionales pues no todo es malo. Es grato recibir noticias de los que están lejos o quienes te alimentan el alma con una reflexión que llega como anillo al dedo. Para mí no es una adicción, sin embargo, hay gente al borde de necesitar terapia. 

A decir verdad prefiero la vida real, por eso convoco a mis seres queridos a vernos las caras para no perder el contacto que en modo alguno supera el mundo virtual. 

* Comunicadora social.

 

María Teresa Patiño Amor
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

  • Visto: 557