País de mucha agua, sin agua

Panamá siempre se ha caracterizado por ser un país con mucha agua. Mientras hay países que no tienen mar, en Panamá tenemos 2, sumados a la infinidad de afluentes como ríos, cascadas y lagos. 

Sin embargo, muchísimas familias se enfrentan a una realidad en la que el agua no sobra, falta. Semanas sin el líquido dador de vida. Un líquido que es necesario para todas las tareas domésticas. 

Y a pesar de que tanta gente depende de que pase un camión cisterna en sus casas, hay agua botándose en muchos otros sitios, agua que le hace falta a otros. En otros casos, el grifo escupe agua sucia.

Estos problemas no parecen pertenecer a un país que tiene el recurso, pero que aparentemente no tiene la capacidad gubernamental o institucional para satisfacer el suministro de algo tan básico para todo ser humano. ah pero el recibo si te llega puntal.* El autor es fotógrafo del diario Metro Libre.

 

Imprimir Correo electrónico

Notas relacionadas