Circo mediático

Sin rubor alguno el Secretario General del Ministerio Público (Procuraduría de la Nación), Rolando Rodríguez, declaró no hace mucho que “hay que respetar la presunción de inocencia”, cuando es evidente que precisamente esa entidad de justicia nos tiene acostumbrado a todos a un circo mediático con objetivos muy claros y definidos.
No es mi intención defender a nadie.

 

Soy periodista y no abogado. Les corresponde a estos profesionales demostrar la culpabilidad o inocencia de sus clientes, y como todos los ciudadanos, lo único que esperamos es que se haga justicia y esto sólo se logrará a través de investigaciones y no presunciones.

Sin embargo, es otra la realidad. Para una inmensa mayoría de los panameños existe la percepción que la mayoría de los integrantes del gobierno del expresidente Ricardo Martinelli, incluyéndolo a él, todos pecaron y son culpables de todos los delitos que se les acusa.

La famosa “presunción de inocencia” que esgrime la Procuraduría no es más que un mito.
A diario somos testigos del “circo” que se monta en las cercanías de las fiscalías para ver el desfile de personajes políticos acusados tanto de peculado como de lavado de dinero, y nos olvidamos en las noticias del uso del término “presunto” implicado.

Reitero que no tengo el menor afán en convertirme ni en defensor ni en acusador de nadie. Como periodista que he sido la mayor parte de mi vida, he asumido la importante necesidad de no juzgar ni interpretar. Solo informar sobre hechos reales y demostrados.

Si uno conversa con cualquier cantidad de ciudadanos nos damos cuenta en sus declaraciones que la inmensa mayoría no deja margen ni a la posible duda o inocencia de los que son señalados. Y eso es letal para una justicia verdadera en nuestro país. Así de simple.

Euclides M. Corro R.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
*El autor es periodista

 

Imprimir Correo electrónico

Notas relacionadas