ML - Banner suscríbete

Panamá espera que Fiscalía reabra caso de radares italianos

EFE| El ministro panameño de la Presidencia, Álvaro Alemán, dijo hoy que espera que el Ministerio Público reabra el caso de los radares italianos, anulado parcialmente por el Supremo de ese país, porque dicha compra "afectó al erario público".

"Yo no voy a entrar a considerar el fallo en sí, somos respetuosos y esperamos que eventualmente este caso se pueda reabrir y se pueda ventilar este proceso. Al Gobierno no le compete solicitar la apertura del caso, compete al Ministerio Público", afirmó Alemán en declaraciones a los medios.

 

El pleno de la Corte Suprema de Justicia de Panamá resolvió en un fallo, que aún no ha sido notificado pero fue filtrado el miércoles a los medios locales, anular una parte del expediente en el caso de los radares adquiridos durante el Gobierno anterior a Finmeccanica, uno de los conglomerados más importantes de Italia, El tribunal decidió conceder un amparo de garantías a favor de los dos imputados en el caso, el exministro de Seguridad José Raúl Mulino y el exdirector del Consejo de Seguridad Alejandro Garúz, por haberse incumplido los plazos en las investigaciones y violado el debido proceso.

Los magistrados del pleno sentenciaron que la fiscal encargada del caso, Zuleyka Moore, se extralimitó y ordenó indagar y detener provisionalmente a los dos exfuncionarios fuera de plazo.

Panamá, durante la presidencia de Ricardo Martinelli (2009-2014) suscribió con Italia en 2010 un acuerdo de seguridad por 250 millones de dólares para la compra de distintos aparatos a varias empresas de Finmeccanica, de capital público privado. "Se compraron equipos que no servían para los propósitos para los que supuestamente fueron adquiridos y eso afectó el erario público. Gracias a Dios el exembajador Fernando Berguido hizo una buena labor y negoció un acuerdo que logró que el Estado recuperará en parte el daño que se había hecho", aseguró el ministro.

El acuerdo incluía la compra de una veintena de radares por 125 millones de dólares, 6 helicópteros por 100 millones de dólares y un mapa digital por 25 millones. El presidente panameño Juan Carlos Varela, nada más acceder al poder, suspendió en agosto de 2014 el contrato de los radares por presentar "serias deficiencias", dando comienzo así a una disputa comercial que se zanjó en febrero de 2016 con un acuerdo extrajudicial.

El Estado centroamericano y la multinacional alpina lograron entonces un acuerdo que liberó a Panamá de pagar 38,8 millones de euros (41,51 millones de dólares) y que le otorgó un crédito millonario para comprar cualquier producto fabricado por Finmeccanica. Según la Fiscalía de Italia, exfuncionarios del Gobierno de Martinelli y exdirectivos de Finmeccanica acordaron el pago de unos 25 millones de dólares en sobornos a cambio de la adjudicación de los contratos.

 

Imprimir Correo electrónico

Notas relacionadas