Slider

Zverev-Thiem, una final inédita del torneo de Madrid

EFE | El alemán Alexander Zverev se ganó el derecho a disputar por primera vez la final del Mutua Madrid Open contra el austríaco Dominic Thiem al doblegar al canadiense Denis Shapovalov, por 6-4 y 6-1 en solo 57 minutos.

Antes, Thiem había dado cuenta del surafricano Kevin Anderson, por 6-4 y 6-2, en una hora y 25 minutos. Será la primera vez que Zverev y Thiem se enfrenten en una final de un Masters 1.000, convirtiéndose ambos quizás en un referente para próximas pruebas de este calibre. De hecho, el austríaco ya disputó la de año pasado en Madrid, y Zverev fue el único que en el 2017 alcanzó cinco semifinales de este nivel, con títulos en Roma y Montreal, y este año perdió la de Miami contra John Isner.

Será pues la cuarta final de este tipo para el de Hamburgo. Si el domingo el germano añade Madrid a su palmarés será el quinto jugador en activo con al menos 3 títulos de este nivel, muy lejos aún de los 31 de Rafael Nadal, los 30 de Novak Djokovic, los 27 de Roger Federer y los 14 de Andy Murray.

El balance favorece a Thiem que de cinco enfrentamientos previos lleva ventaja de 4-1, imponiéndose en las dos que se vieron las caras sobre tierra batida, en Munich y Roland Garros hace dos años, donde Sascha logró arrebatar un set en cada una de ellas a Thiem. Zverev, que viene de ganar por segundo año consecutivo el torneo de Munich, exhibió su mejor puesta a punto sobre tierra que el joven Shapovalov, un jugador que hasta llegar a Madrid este año solo había ganado un partido en arcilla en su carrera, en Copa Davis contra el croata Viktor Galovic este pasado febrero en Osijek. No obstante, el canadiense nacido en Tel Aviv, ha amoldado su juego esta semana a la tierra de forma sorprendente, ganando cuatro duelos, al estadounidense Tennys Sadgren, al francés Benoit Paire y a su compatriota Milos Raonic. De hecho, si este sábado hubiera ganado a Zverev sobrepasaría a Raonic en el ránking el lunes, convirtiéndose en el número uno de Canadá, y de paso, con 19 años, en el más joven finalista de un Masters 1.000 desde el francés Richard Gasquet (18 años) en Hamburgo 2005. Como sucedió en la semifinal del Masters 1.000 de Montreal el año pasado, Zverev impuso su ley. Rompió en el noveno juego del primer set y acertó a cerrarlo a la tercera oportunidad en 35 minutos. Luego, en el segundo, el monólogo fue germano hasta situarse con 4-0 de forma arrolladora. Y después de darse un respiro, atropelló al de Ontario con velocidad de vértigo.

 

  • Visto: 442