El Super Bowl LII rompió varios récords en la NFL

EFE | La gran victoria conseguida por los Eagles de Filadeldia por 41-33 ante los Patriots de Nueva Inglaterra en la edición 52 del Super Bowl dejó "frustraciones" y falló en los pronósticos, pero también nuevas marcas que fueron igualadas o superadas, sin que todas fuesen positivas.

Pero si hubo una figura en el partido que se disputó en el U.S. Bank Stadium de Minneápolis, ante una asistencia de 67,612 fans, un 93% de la capacidad de 73,000, fue el mariscal de campo reserva, Nick Foles, que pasó del ostracismo durante la temporada regular a ser el ganador del premio de Jugador Más Valioso.

Algo que nadie antes en su posición había conseguido y además desde el primer cuarto ya estableció la marca del pase más largo de anotación de los Eagles dado en un Super Bowl, que fue de 34 yardas, y se lo puso al receptor abierto Alshon Jeffery.

También fue el 3er pase de touchdown más largo permitido por los Patriots en un Super Bowl en la era de Tom Brady y el entrenador Bill Belichick. Foles también se convirtió en el primer mariscal de campo en lanzar y atrapar al menos un pase de touchdown en una final.

 

  • Visto: 222