ML - Banner AGUA

Neymar en Guingamp, un modesto escenario para el gran estreno

EFE| Tras varias semanas de suspense sobre su fichaje, Neymar, que llega a Francia con el objetivo de llevar al París Saint-Germain hacia una nueva dimensión futbolística, debutará este domingo en la Ligue 1, en el estadio del Guingamp (19h00 GMT).

El delantero brasileño costó 222 millones de euros -el traspaso más alto de la historia del fútbol-; el club al que se enfrentará, ocho veces menos. El gran estreno de 'Ney' con el PSG será en una plaza menor, la de una ciudad de 7.000 habitantes.

 

La pequeña localidad, al oeste de Francia, será escenario de uno de los acontecimientos deportivos del año.
Neymar, campeón de la Copa de Europa en 2015 con el Barcelona, llegó junto a su equipo el sábado por la noche a Saint-Brieuc, capital del departamento de Côtes-d'Armor, para pasar la noche en un hotel de cuatro estrellas.

Está previsto que la expedición parisina permanezca en el hotel hasta las 18h00 locales del domingo (16h00 GMT), cuando partirá al Roudourou, uno de los estadios más pequeños de la Ligue 1, que ya ha vendido todas las entradas para el partido.

En abril de 2016, 18.363 espectadores asistieron al duelo del Guingamp contra el PSG (2-0 para los capitalinos) y se espera que en esta ocasión el número de aficionados sea mayor.
Pero este aforo completo se debe, según el entrenador del Guingamp, Antoine Kombouaré, a las ganas "de ver al equipo ganar", no a la llegada del astro.

El modesto club, con uno de los presupuestos más bajos del campeonato francés, confía en arruinarle al brasileño el estreno con su nuevo equipo, lo que alegraría sobremanera a los muchos 'enemigos' que, con su pujanza económica, se ha ganado el PSG.

Empezando por el FC Barcelona, que intentó por todos los medios impedir la marcha del brasileño antes de plegarse ante los 222 millones que el club francés puso sobre la mesa. Monto que hace de Neymar el jugador más caro en la historia del fútbol, muy por delante de quien, hasta hace no mucho, ostentaba el récord: el francés Paul Pogba y los 105 millones de euros que en el verano de 2016 pagó por el Mánchester United a la Juventus.

La operación que ha llevado a Neymar a Francia ha despertado sospechas en algunos círculos, como la Asociación de Clubes Europeos (ECA), reunida el pasado jueves en Madrid.
Tras la cita, el presidente del Lyon, Jean-Michel Aulas, declaró al diario L'Equipe haber detectado "cierta acritud y envidia" entre los mandatarios de algunos de los clubes asistentes.
"Todo el mundo se queja de una inflación irracional tanto a nivel de fichajes como de salarios", indicó Aulas.

Pero, ¿y si el Guingamp, contra todo pronóstico, bajase al PSG a la tierra? "He conocido equipos en los que se habla de las estrellas a las que se van a enfrentar. Aquí, sin embargo, nos abstraemos de todo lo que se dice, de todo lo que concierne a Neymar y al PSG", insiste Kombouaré.

La estadística, en cualquier caso, podría jugar a favor del equipo más débil, no en vano el Guingamp ha sido a lo largo de los últimos años una de las 'bestias negras' del PSG en sus partidos como visitante.

En el Roudourou, el Guingamp ha ganado tres veces por otras tantas derrotas y cinco empates. Fue en ese estadio donde los parisinos perdieron la pasada temporada uno de los cinco partidos que les costó el título de liga (2-1).

La titularidad de Neymar, además, supondrá otro descontento: el del compañero que deje su plaza para quedarse en el banquillo, pues todo parece indicar que el delantero carioca saldrá de inicio.

"Está para jugar todos los minutos del partido", dijo en la previa su entrenador, el vasco Unai Emery. "Queremos que esté en el once titular porque es un jugador que el grupo necesita", abundó. 'Ney' supone, en principio, una amenaza para el extremo alemán Julian Draxler, que llegó a París el pasado mes de enero y que en la reciente Copa Confederaciones, disputada en Rusia, fue elegido mejor jugador del torneo.

Pero también para los argentinos Javier Pastore y Ángel Di María, que ocupan posiciones que, en un principio, podrían ser de Neymar en las dos variantes tácticas que suele proponer Emery: el 4-2-3-1 o el 4-3-3.

Quién sí parece 'a salvo' de la suplencia es el uruguayo Edinson Cavani, delantero centro insustituible. Sea cual sea la decisión final del entrenador, el Guingamp, sin hacer mucho ruido, intentará estropear la fiesta.

 

Imprimir Correo electrónico

Notas relacionadas