Los animales hablan

La llegada del puma nadando a Darién, los perezosos aplastados en la calle, la muerte de los corales en las costas y la escasez de peces o alimentos continuará porque la naturaleza nos habla y nosotros seguimos acabando con ella.

La gente se sorprendió al ver un felino deambular por allí, algo anormal, y si se atrevió a salir, es porque un peligro lo acechaba al pobre.
Creo debemos trabajar más duro por el rescate del ambiente, que no sea moda, sino un compromiso tanto del sector privado como estatal.

 

Imprimir