Veto a la vulgaridad

Por las redes sociales corre el video de un “artista” que se queja de ciertos djs panameños, a los que acusa de convertir las emisoras en las que laboran en extensiones de la música boricua,  y de no querer sonar a los canaleros.

Escuché con atención cada palabra obscena  que salía de la boca de ese individuo y me dije, por eso es que debe seguir vetado, por sucio.No es que  el reguetón puertorriqueño sea Rosita Fresita, pero, si los nuestros traen un léxico como el de este señor, mejor lo extranjero.

 

Imprimir Correo electrónico