Cotilleo sin pesar

La presentación del Fernanfloo y su historieta “Curly está en peligro” en el cierre de la Feria del Libro Panamá me dejó en “shock”.Jamás pensé que los padres  perderían el control e incitarían a sus hijos a gritar por una persona que no tiene más méritos que un “blog” con palabras altisonantes, y poco instructivo.

 

Imprimir Correo electrónico

Este fin de semana se inician las actividades del Festival Nacional del Manito en Ocú. Un evento que guarda cristalizado las costumbres de antaño, que en la actualidad han sido desplazadas por la tecnología. Me llamó la atención que en la época de nuestros bisabuelos se hacía el “duelo del tamarindo”, que era una lucha entre dos caballeros que tenían alguna disputa y decidían enfrentarse en ese lugar.

 

Imprimir Correo electrónico

Hasta que al fin las personas alejadas de la ciudad podrán disfrutar de obras de teatro sin tener que esperar siglos para ver buenos espectáculos en sus comunidades.
Un grupo de teatro cubano recorrerá diferentes puntos del país, llevando puestas en escena gratuitas y también darán talleres a adultos.

 

Imprimir Correo electrónico

Llegó el día más esperado por muchos trabajadores, el décimo tercer mes, por eso no está de más recordarles poner como prioridad sus gastos del hogar o estudios y no consumir el fruto de su esfuerzo en tonterías para después estar quejándose o arrepintiéndose. También, recuerde estar alerta en las calles, ya que los malhechores no bajarán la guardia y están pendientes de cualquier descuido.

 

Imprimir Correo electrónico

Esta semana el Museo de Arte Contemporáneo (MAC) fue vandalizado, según informaron los funcionarios.

Es una pena que las personas en vez de visitar el lugar para conocer un poco más de nuestro arte y observar la interesante exposición que todavía está disponible, opten por sustraer propiedad que no les pertenece. 

 

Imprimir Correo electrónico

Ver los programas de farándula nacional es como observar al dios de la mitología griega Narciso, que estaba enamorado de sí mismo, con la única diferencia que los presentadores locales abruman al televidente adulándose entre ellos.

Imagino que la idea de estos espacios es dar información que al público le parezca “relevante” y no hablar de lo bien que se ve el otro, dónde compró su outfit o los lugares al que van a divertirse. Por eso, de adolescentes teníamos un diario, para escribir esas tonterías y desahogarnos.

 

Imprimir Correo electrónico

Es increíble como cada día el Casco Antiguo de la ciudad de Panamá se convierte en un pequeño vertedero, con escombros, caliche,  latas de cerveza y botellas que arrojan a la calle después de las fiestas y, al estilo de cenicientas urbanas, hasta dejan tirados los zapatos.

De nada vale que se hagan campañas turísticas promocionando el lugar, si cuando llegan los visitantes encuentran basura regada. ¿Cuál es la imagen que queremos vender? Autoridades deberían poner orden a este relajo.

 

Imprimir Correo electrónico

Es impresionante como hace unas semanas las televisoras, diputados, reconocidas empresas y cuanta persona con un pequeño negocio quería colaborar en la fiesta de “la polla”, fue como un virus que se esparció por todo el territorio.

Ahora una cantautora nacional, quien va a representar a Panamá en un festival mexicano, tiene que mendigar para que la apoyen. Solicitó ayuda y ninguna persona dijo “presente”. Es una vergüenza que nos unamos para unas cosas y otras, que dejan en alto al país, las ignoremos.

 

Imprimir Correo electrónico

Es grato escuchar programas agradables, como el de la Fundación Tocando Madera en Telemetro Radio. El domingo estuvo Yigo Sugasti presentando, durante dos horas, la nueva producción de Horacio Valdés, “Viajar liviano”.

Entre interesantes anécdotas y la transmisión exclusiva de las melodías, los oyentes conocimos otra parte del cantautor. Esto demuestra que hay esperanza, en Panamá tenemos buenos artistas, es una lástima que solo suenen a los que promueven la vulgaridad y violencia.

 

Imprimir Correo electrónico

En redes sociales circuló un video de un grupo de jóvenes que, ataviados con el traje nacional, bailaban una danza folclórica como si se tratara de música urbana.
Los chicos hacían pasos sugerentes y remeneos. Las críticas no se hicieron esperar, aunque llama la atención que en el lugar del “show” la gente vitoreaba en vez de abuchear esta intervención.

Ahí es donde cuestionas ¿qué hacen las autoridades educativas? Si seguimos así desaparecerán los conjuntos folclóricos y con ellos nuestra identidad.

 

Imprimir Correo electrónico

Que un intérprete de música urbana (que salió ayer de YouTube y hoy es reconocido por sus contagiosas canciones) agreda a un seguridad en un acto salvaje y cavernario, demuestra que su preparación artística es tan pobre como su educación.
No restaré mérito al talento de Ozuna, pues se nota que viene de abajo y persigue su sueño, pero su capacidad para lidiar con la fama es nula. Eso les enseña a los canaleros que se creen la última maravilla, que los medios los suben y los bajan. ¡La caída es dura!

 

Imprimir Correo electrónico

Recibe críticas a diario, está siempre bajo escrutinio público, y a cada situación (buena o mala) del país, le quiere hacer una canción.
Lo que muchos no ven es el llamado positivo que hace Japanese en su cuenta de Instagram, donde incentiva y motiva a la juventud a no rendirse ni pensar en el suicidio como opción.

Pocos son los exponentes de reggae que elevan una oración por el prójimo, piensan en los niños o en mejorar su país; todos están por llenar sus arcas, por lo menos, uno hace la diferencia.

 

Imprimir Correo electrónico

 Me parece increíble que niños, maestros y padres de familia de la Escuela República de Venezuela tengan que salir a cerrar un paño de la calle en la Justo Arosemena, luego de que los sacaran de su  deteriorado plantel, los enviaran a un espacio en la Iglesia Don Bosco y ahora los vuelven a mudar como si fueran bolitas de ping pong.

Tanto dinero invierten en mejorar la imagen de la ciudad, aceras, parques, viajes de funcionarios y, a los niños, que son el futuro del país, no les pueden dar un lugar decente para estudiar.

 

Imprimir Correo electrónico

Debo reconocer que el segmento de TVN “Gente que inspira” me entusiasma mucho y me llena de alegría, pues es de esas pocas cosas que miras en televisión y dices esto vale la pena. 

En las historias que he visto cada martes siempre hay un final feliz, no lleno de dinero, pero sí esperanza y amor.

El reencuentro con un familiar, lograr estudiar  lo que uno sueña o dar testimonio de que se puede luchar contra la adversidad y salir adelante, nos enseña que no todo está perdido en este agitado mundo.

 

Imprimir Correo electrónico

 

Hasta que al fin la Biblioteca Nacional tiene su acondicionador de aire al 100%; lo que indica que no hay excusa para conocer sobre la historia, nutrir la mente y oxigenar el cerebro, ya que está en el Parque Omar, rodeada de verde. 

Hasta que al fin la Biblioteca Nacional tiene su acondicionador de aire al 100%; lo que indica que no hay excusa para conocer sobre la historia, nutrir la mente y oxigenar el cerebro, ya que está en el Parque Omar, rodeada de verde.

Lo mejor, es que también estrenó su hemeroteca digital, con textos que datan del siglo XIX, relatos de fascinantes acontecimientos.Leí que desde 1990, pocos son los presidentes y autoridades que se acercan a ojearla; creo que es hora de dar el ejemplo y así contagiar al pueblo.

 

Imprimir Correo electrónico

 

Desde hace días me preguntó  por qué la gente  no se detiene al saludo de la Bandera o al canto del Himno Nacional.Nos damos golpes de pecho de ser panameños, pero  no dignificamos a  nuestra tierra. 

Ayer, mientras la Policía entonaba las notas del himno en Plaza Bolívar, algunos autos se detenían y otros como desquiciados, pitaban, porque les valía el acto. Esa misma prisa es la que nos impide avanzar, pues nada es más importante que nosotros mismos y ese es el ejemplo que dejamos.

 

Imprimir Correo electrónico

 

No quiero ser alarmista, pero el Estado debe ir analizando con seriedad que se necesitan, urgentes, más especialistas en salud mental.

Desde los hombres que mueren ahorcados supuestamente por amor, aquellos que dicen matar por la misma razón y ahora los que puente que ven, puente que quieren usar de catapulta al inframundo.

Señores, hay más personas sin medicar en las calles que en los hospitales, y eso es una constante en Panamá. El agravante es la necesidad de exhibirlo.

 

Imprimir Correo electrónico

 

Definitivo, las autoridades deben tomar cartas en el asunto de los videos virales y la gente que se graba solo para hacer el ridículo.

Ayer, boxeadoras aficionadas se agarraron a puño en tiempo de ‘Glow’, mientras la gente disfrutaba y decía déjenlas que se quiten las ganas.
¿En serio, es necesaria tanta ordinariez? Lo peor, fue el que se lanzaría del puente por boletas de tránsito y luego se bajó, movilizando personal de la policía por gusto; una gracia.

Las leyes tienen que ser enérgicas, es suficiente.

 

Imprimir Correo electrónico

 

Colgar imágenes o videos graciosos y sensuales, que se vuelven virales en redes sociales es el negocio más rentable de estos tiempos, y si no me creen, fíjense en el drama Kardashian.

La clave de las estadounidenses es que ellas intentan limpiar su imagen, se convierten en empresarias, sacan provecho, y son referencias, pese a la crítica.
Aunque no son ejemplo para el mundo, le digo a esos que buscan sus cinco minutos de fama, que esta no dura, y si no saben lucrar, seguirán pobres e ignorantes.

 

Imprimir Correo electrónico

 

Horror, pavor y hasta estupefacción sintieron muchos al ver tanta basura volar el pasado viernes, por el viento acompañado de remolinos.

Es verdad, la madre naturaleza es impredecible y cualquier cosa pudo ocurrir, pero eso nos enseña también que debemos ayudar.

Dejar de botar basura en la calle, y cuando me refiero a desechos, hablo de todo, desde lavadoras hasta un simple papelito. De seguir estos fenómenos, los perjudicados seremos nosotros mismos. ¡Evitemos sustos y enfermedades!

 

Imprimir Correo electrónico

Hoy quiero felicitar a quienes manejan las redes sociales de La Cáscara, Cocoas.net, ATP, el MAC, Panamá Vieja Escuela, que no solo promueven contenido informativo, sino también elevan el humor, lo positivo y hasta lanzan problemas matemáticos.

Es bonito recordar el pasado y colgar fotos tiernas, que le sacan una sonrisa cualquiera. Algunas personas prefieren disfrutar de situaciones simples y alejarse de la trivialidad de los pseudo famosos, que cada día salen más desnudos en internet.

 

Imprimir Correo electrónico

Al igual que los estudiantes panameños, y uno que otro famoso del espectáculo, algunos funcionarios de embajadas deben instruirse en la historia de su país.

No es aceptable pedir información sobre una fecha específica y que el encargado de prensa mande enlaces a páginas de Internet como referencia. Eso lo sabe hacer cualquiera que conozca un poco Google.

Me parece una falta de respeto que los relacionistas no hagan su trabajo, y menos, que no dominen temas que son vitales en su puesto.

 

Imprimir Correo electrónico

 

En este país solo hay público para dos géneros, salsa o reggae (urbano); es lo que nos hacen creer los productores de conciertos. Un fin de semana viene un reguetonero y al otro un salsero (con las mismas canciones de los 90), más nada.

No pop, rock, balada, poca ópera, y del merengue, ni hablemos, es un género casi muerto. La gente ahora viaja a otros países para ver a sus artistas favoritos, porque las empresas solo quieren apoyar eventos que se coticen en redes. Es lo que manda.

 

Imprimir Correo electrónico