Al pie del cañón

Japonés, coreano, taiwanés, vietnamita o filipino. La experiencia nos dice que nueve de cada diez panameños encasillará a cualquiera de estos como chinos. ¿Por qué? Un estudio de la universidad de Miami detalla que por razones culturales nos cuesta distinguirlos.

 

Imprimir Correo electrónico

De los últimos  comicios generales poco recordamos a aquellos aspirantes que bajo la filosofía de que los partidos políticos estaban muertos, tanto en intenciones verdaderas como en capacidad para administrar lo público, se lanzaron a la contienda electoral bajo la etiqueta de independientes.

 

Imprimir Correo electrónico

La información suele venir con lujo de detalles. La gravedad del tono y el color rojo escándalo con los cuales se presenta permite captar inmediatamente la atención del incauto, que a continuación cometerá no solo una imprudencia, sino un delito: difundir información falsa y malintencionada.

 

Imprimir Correo electrónico

Suelen decir que el respeto a la autoridad es una cualidad de los orientales, más que de cualquier otro grupo étnico. Incluso se dice  que desde la cosmovisión occidental lo que se percibe como un exceso de autoridad es para mentalidades orientales una condición necesaria del orden social.

 

Imprimir Correo electrónico

Nueve meses de gestación dieron paso a una decisión atroz. Ella, impotente y desvergonzada, se encamina hacia una  fechoría demoledora como ninguna que haya siquiera imaginado cometer.

Las soluciones, vistas desde la perspectiva de quienes horrorizados se  enteraron de  otro caso como este, son múltiples: acudir a un orfanato, asistencia social a la marginada, ofrecerlo en  adopción.

Devastada la madre tras  deshumanizarse, libra una batalla contra sus propias ganas de vivir. El hecho, además de todo, es punible: hasta cuatro años de pena, extendiendo  así la agonía.

 

Imprimir Correo electrónico

¿En qué espectro políticos se ubicarían  los discursos de Jesús bajo las definiciones modernas  de izquierda, derecha,  socialismo y capitalismo, o bien anarquismo, monarquismo o tecnocratismo?

Por los textos de los apóstoles, se acerca a los principios del comunismo, pero seguro llenaría mejor los zapatos de un socialista. Curiosamente, el sector más derechista es el que principalmente reivindica  su legado. La política y la religión toman caminos distintos, hasta que terminan encontrándose.

 

Imprimir Correo electrónico

Los buenos modales, la experiencia y los conocimientos solían dividir en castas a los miembros de una sociedad antes del Siglo XX; así, iletrados, jovenzuelos y trogloditas creaban círculos paralelos a los cuales difícilmente entraban los primeros. El capitalismo derribó este modelo de selección natural y cambió en muy pocos años las reglas del juego. Nos es de extrañarse por ello que ahora los requisitos de acceso sean definidos más por aspectos socioeconómicos que por atributos de personalidad.

 

Imprimir Correo electrónico

Es incuestionable que las manifestaciones no curan enfermedades como la corrupción, palabra esta que alude a la “práctica consistente en la utilización de las funciones y medios de las organizaciones en provecho económico o de otra índole”. Sin embargo, si de buena convocatoria se jactan, se capturará un humillante retrato para el gobernante a razón de la insatisfacción por su trabajo. No es que el presidente deba ajustar su accionar a los índices de popularidad, sino que estos registros tienen que coincidir con la apreciación que tiene el gobernante de su gestión.

 

Imprimir Correo electrónico

Odebrecht se comprometió a pagar a Panamá una multa de $220 millones. Si la Renovación de Curundú costó $108 millones y se crearon 1008 apartamentos, con estos 220 millones se podrían levantar cerca de 3000 soluciones habitacionales. En educación, $111 millones gastó el Meduca en 18 proyectos escolares en la comarca (erradicación de 54 escuelas ranchos, construcción de 77 aulas y 28 dormitorios), proyecto que bien podríamos doblar con esa multa. Y eso que los 220 son solo un pequeño bocado del total de los sobornos pagados por la constructora en el país desde su llegada.

 

Imprimir Correo electrónico

Sea el ganadero insatisfecho, la mujer de mediana edad que vende lotería, el damnificado por la inundación o el vecino que denuncia las aguas servidas en el último callejón de Juan Díaz, todos convocan al presidente de la República cuando la calma estalla entre promesas imcumplidas. Esto significa que el representante o el alcalde solo garantizan la continuidad del problema, o que bien la población escogió el 5 de mayo de 2014 no a un Jefe de Estado, sino a un padre sustituto o a un gurú espiritual como placebo.

 

Imprimir Correo electrónico

La población soporta este y otros relatos de corrupción protagonizados por quienes nos gobiernan. Ese nivel de tolerancia no corresponde a un condicionamiento natural, sino una actitud basada en la negación, desprovista de explicaciones que se acerquen remotamente a los detalles que ofrecen los soplones. La pregunta de rigor es ahora la siguiente: a que daría paso una verdadera indignación ciudadana, ¿a una declaración de paro general? ¿o a la activación de un nuevo orden, en el cual delinquir deje de ser punible?

 

Imprimir Correo electrónico

No han sido suficientes las imágenes de lavadoras  naufragando durante las inundaciones como para tomar conciencia de un problema que involucra hábitos y sensibilidad.

Las playas, los ríos, el solar de la cuadra, los parques, cualquier lugar sirve de basurero municipal cuando se trata de encontrarle un lugar a los desechos. El problema ha pasado por sanciones más mal que  bien ejecutadas, campañas con mediano impacto y alguno que otro taller escolar.

Esta generación la entregamos  al descuido. Por ello, asentemos en  las próximas costumbres más constructivas.

 

Imprimir Correo electrónico

Señores del buen vivir  acostumbran a perderse en obscenos derroches  para  calmar el hambre.  Algunos no  serán saciados. Y no es la comida ni las bebidas ni los narcóticos los únicos en invitar al desenfreno.

La usura y el latrocinio también embriagan. Millones en cuentas bancarias, esperando ser multiplicados. Sin divisar lo legal de lo  ilícito, unos cuantos comienzan a  cruzar la línea, y cuando menos lo esperan,  se instalan  en la clandestinidad para acelerar el enriquecimiento.

Ninguna otra película lo ilustró mejor. Mastroianni y Ferreri,  la autodestrucción y el  exceso.

 

Imprimir Correo electrónico

 

En el mejor de los casos, el trabajo  fue completado. Su retraso nada tuvo que ver con inclemencias  del tiempo o con una patología. Sencillamente, quien se atrasó  se ajustó a la expectativa de un mercado que perdona esto y mucho más.

El cliente, a fin de obtener lo solicitado, minimiza los errores  del producto. Por ello  evita perder más tiempo y paciencia en el  jaloneo con el fabricante. ¿Define este ejemplo la calidad en la prestancia en el   servicio   en el país? Quizá el retrato no sea fiel, pero anécdotas como estas son cada vez más comunes.

 

Imprimir Correo electrónico

 

“No matarás” es  uno de los   mandamientos más ignorados y probablemente no haya pasado un día en la tierra sin que un hombre no haya acabado con la vida de otro.

Son los alcances del Superhombre retratado por Nietzsche o la pulsión  de muerte presente en aquel  ser analizado por  Freud. Es Mosul, Bengasi  y Alepo. También  San Salvador, Tegucigalpa, Caracas y la Ciudad de Colón.

Es la  característica de una especie   que evolucionó, pero que aún no logra desprenderse del peor rostro de su     herencia salvaje.

 

Imprimir Correo electrónico

 

De sus barrios están tan prendados estos chiquillos, que resulta imposible  pasar  desapercibidos. Sus maneras, la elección de los verbos en sus torpes oraciones y la distintiva picardía llevan el sello de la cuadra. Ni la televisión ni los libros que ignoran  ni la familia los hará cambiar.

La escuela  lo intentará, pero en   ocho de cada diez intentos terminarán  en fracaso, pues estos chicos, hijos del encuentro callejero nocturno, el ocio y las amistades baladíes, no pasan suficiente tiempo en el hogar.

 

Imprimir Correo electrónico

 

Atrás quedó el concepto de la criminalidad como un asunto doméstico que cada jefe de familia en su casa debía resolver con independencia y discrecionalidad. La nueva  premisa era  clave: los criminales también viajan, y las organizaciones que dirigen, cual multinacional se tratara,  buscan expandirse y plagar con sus células a  otras naciones. En ello reside el valor del   trabajo en equipo  que Panamá y Estados Unidos  mantienen para afinar la base compartida de individuos potencialmente peligrosos. Bravo por este compromiso.

 

Imprimir Correo electrónico

 

La aspiración no ha cambiado en los últimos 50 años. Comprar una casa, donde los niños revoloteen, un lugar para llenar de   recuerdos el álbum familiar. Sin embargo, concretar esto en   el 2017 amerita un esfuerzo doble. El encarecimiento de las ofertas inmobiliarias avanza más rápido que el   presupuesto familiar, en  una carrera en la cual la aspiración  deja muy por detrás a la posibilidad.  Rentar se convierte así en una opción sensata, y pese a las desventajas,  la  idea de contar con algo propio hará posibles los recuerdos en este escenario, aunque sea alquilado.

 

Imprimir Correo electrónico

 

De reformar los modelos tradicionales para llevar a cabo diligencias cotidianas se encargan hoy los Estados más desarrollados. Pagar la luz, agua y demás servicios básicos; comprar o recargar boletos para el uso del transporte; alquilar autos; reservar hoteles o garantizar un puesto en el cine a través de la web, facilita la vida del ser humano. A la empresa privada, universidades y los gobiernos les toca con prontitud el desarrollo de proyectos encaminados a ofrecer una red eficiente, de fácil uso y económica.

 

Imprimir Correo electrónico

 

La instrucción vino desde arriba. Aquel médico que no cumpla con el horario que indica el reglamento será sancionado. Muy bien, están poniendo orden, pensarán muchos. Deducción engañosa. La eficiencia de un especialista médico no se basa en una normativa, pues otras virtudes son a la vista del paciente obligatorias. Atención esmerada y cumplimiento de la cita pactada, por nombrar algunas. Hibernar en una oficina de la CSS no garantiza la eficiencia médica. Tampoco la cantidad de atenciones al día. Calidad es la palabra clave.

 

Imprimir Correo electrónico

 

Los golpes fueron contundentes,  suficiente  para  desintegrar la nave. Sin embargo, este país se mantiene de pie, no sin lesiones considerables: fracturas institucionales, laceraciones en su modelo de justicia y una baja autoestima producto de quienes prometieron gobernar a favor de él y terminaron  por ultrajarlo.

 No existe algo como un taller para recomponer el estado. Es la unión de voluntades y capacidades ajenas a un periodo de cinco años  lo que subsanaría el daño.  Son mecánicos, hombres íntegros, sabios e incansables,  lo que requiere con urgencia Panamá.

 

Imprimir Correo electrónico

El intercambio  de reproches caracteriza los debates que destacan  hoy sobre tópicos como la despenalización del aborto, el matrimonio entre personas del mismo sexo y la legalización de la marihuana.

Quienes concurren a estos debates  solo  representan a parte  de la población, un sector que suele superar los 40 años de edad y que nunca enfrentó una revolución cultural; un grupo al cual el internet les llegó por sorpresa. Pero nuevas generaciones,  menos rígidas, ya se alistan para tomar decisiones en el país. Paciencia.

 

Imprimir Correo electrónico

La última vez que los medios impresos del país atravesaron una tormenta como esta, fue quizá en el periodo de la dictadura, por supuesto, bajo otras circunstancias. Hoy pesa sobre un grupo editorial de dos diarios una sanción económica y sobre otro de tres periódicos cae una demanda por la cual es investigado judicialmente. Mientras tanto, la industria de los impresos sigue sin dar señales de una prosperidad venidera.

No es una victimización ya que cada caso debe ser analizado debidamente, sino el aviso de una convocatoria de factores, que juntos, invitan a la tormenta perfecta para este sector empresarial. Momento también ideal para que los mejores capitanes exhiban destrezas y con ello eviten el naufragio.

 

Imprimir Correo electrónico

Respetar la Constitución por encima de todas las cosas, décimo primer  mandamiento, sagrado como colocar  la mano sobre el dogma y frente al juez jurar con nerviosismo, no tanto por la sanción terrenal que  pudiese tocar, sino por la otra, la divina.

Violar estas tablas podría interpretarse  de dos formas. Por ejemplo, si con la violación se rompe la cadena del opresor, sería de aprobación. En cambio, si se usa  para cometer atropellos, la condena no tiene perdón.  Como vemos, es inadjudicable una categoría absoluta a este tema.

 

Imprimir Correo electrónico

mario

Tan importante es controlar la emisión de gases tóxicos provenientes de autos y fábricas como lo es dotar a las urbes de espacios recuperados o dispuestos para la naturaleza; plantas y árboles que aporten en la labor defensiva frente a tanta contaminación; lugares donde sea posible sentir a la ciudad como un ente para vivir y compartir.

De esto deben encargarse los municipios sin diluir en otros las responsabilidades, pues al dejar de atender dicha tarea, se estimula la proliferación de riesgos para la calidad de la salud que demandan y merecen las personas.

 

Imprimir Correo electrónico