EDITORIAL : El Programa de Asistencia Social Educativa

  • Estudiantes
Redacción Metro Libre |

 Programa de Asistencia Social Educativa (PASE). Tal será el nuevo nombre para la Beca Universal, subsidio estatal cuestionado por las dudas que genera su efectividad.

Explican los responsables sectoriales que los cambios por introducir favorecen la asistencia a clase sobre las calificaciones de los beneficiarios.

Profundizan en el tema indicando que desde sus orígenes el enfoque ha estado siempre de manera prioritaria en la retención del estudiante, más que en las buenas notas que este pueda obtener.

Hay validez en el argumento ya que la deserción de las aulas solo puede agravar aún más la vulnerabilidad social de miles de niños y adolescentes, mientras que el desempeño escolar siempre podrá mejorarse dentro de las aulas mismas; jamás lejos de ellas. Hasta ahí, más o menos.

El desafío medular está en la capacidad del sistema educativo – más allá del ámbito del IFARHU- de dar seguimiento a la evolución de estos estudiantes.

Además, mientras ellos no hagan conciencia de que por encima del apoyo económico está su formación para afrontar el futuro, la cuestión quedará en ayuda menesterosa.

Es obvio que esta conciencia debe afirmarse, en primer lugar, en los padres de familia. Y es que el cambio debe comenzar por muchos de ellos.