EDITORIAL : Las complejidades del transporte público

  • Transporte público

 Cursa en la Asamblea Nacional un anteproyecto de ley para regular servicios de transporte en el país. Lo conocido de la iniciativa alude principalmente al marco legal para su prestación mediante plataformas informáticas.

Acostumbrados como estamos a empezar desde atrás y por partes antes de comenzar por el principio, primero debió verse el amplio y complejo espectro del transporte, enfocando y proyectando soluciones que beneficien a los usuarios de las distintas modalidades.

Es una realidad que mientras el Metro no haya conformado la red final de líneas que integran su servicio metropolitano, completado con las rutas alimentadoras necesarias, la mayoría de los residentes de la capital continuarán padeciendo las penurias actuales.

Esto sin contar con que los problemas serán cada vez más graves en el interior del país. Algún paliativo representa para esto las plataformas mencionadas.

Y si bien estas no pueden trabajar según el criterio que les plazca, uno de sus supuestos valores agregados es la característica de no portar en sus vehículos elementos identificativos externos - y mucho menos de un extremo a otro- de forma similar a la flota del Estado.

Así que volvemos por los aspectos cosméticos, sin ir a las cuestiones de fondo. Hay que esperar mucho más de la imaginación y los recursos concentrados en el Legislativo.