Apede pide que los retos ambientales sean prioridad en el próximo gobierno

La Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa se mostró preocupado por “la poca atención” que las nóminas presidenciales han expresado dentro de su campaña a...
  • Apede pide que los retos ambientales sean prioridad en el próximo gobierno
Redacción Web |
La Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa se mostró preocupado por “la poca atención” que las nóminas presidenciales han expresado dentro de su campaña a los retos ambientales que tendrá que enfrentar de ser electos.

“Se identifican en Panamá problemáticas principalmente asociadas al desarrollo urbano desordenado, desarrollo de infraestructura vial, la deforestación, la expansión de la frontera agrícola y ganadera, el cambio del uso del suelo, la minería ilegal y la pesca ilegal”, expresaron los empresarios”, expresaron los miembros de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales.


Dentro de la conferencia de prensa manifestaron que el tema de las inundaciones definitivamente aumentará a medida que cambie el clima, pero también otras amenazas, como las sequías y los incendios forestales, lo que representa un alto costo en términos de perjuicios a la población y pérdidas económicas.


“Ante la falta de un ordenamiento efectivo de las actividades humanas, el escenario territorial está experimentando fuertes cambios (crisis energética, escasez de agua, desaceleración de la capacidad de producción de alimentos, acumulación de impactos por la contaminación y agotamiento de materias primas), agravado por las condiciones de inestabilidad e incertidumbre originadas por el cambio climático que representa la mayor amenaza por sus múltiples impactos en la población y en los sectores productivos”.


Para Mercedes Eleta de Brenes, presidente de APEDE, el crecimiento y desarrollo de Panamá dependen en muy buena medida de nuestro capital natural, sin embargo, no estamos prestando suficiente atención a la amenaza del cambio climático, y la de otros riesgos que incluyen la pérdida de biodiversidad y la crisis del agua.



“Aprovechamos el marco de la conmemoración del Día de la Tierra para manifestar la necesidad que el nuevo gobierno le dé a los temas ambientales la importancia y jerarquía que se merecen. El cambio climático es el mayor desafío económico, social y ambiental que enfrentamos y constituye la prioridad para evitar escenarios de colapso ecológico, pobreza y desastres naturales. Al mismo tiempo, su abordaje a través de acciones de mitigación y adaptación también puede ser una fuerza impulsora de innovación, desarrollo de tecnología, nuevos negocios y oportunidades de empleo”, recalcó Eleta de Brenes.

Asimismo, Natalia Young, directora de la Junta Directiva y enlace de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales señaló que indudablemente los desafíos son grandes y merecen un riguroso análisis para seguir avanzando en temas como: cambio climático, biodiversidad, bosques, agua y saneamiento, energía limpia, gestión de residuos, ciudades y territorios sostenibles; gobernabilidad y gobernanza ambiental.



“El objetivo es incidir en las políticas públicas y aportar con soluciones concretas con visión de largo plazo, a los grandes temas que impactan el país desde la perspectiva del desarrollo inclusivo y sostenible que transite hacia una economía baja en emisiones de carbono”, explicó Young.



Por su parte Luisa Turolla, consultora de la Visión País 2050, recalcó que la Visión País 2050 traza la ruta hacia un futuro sostenible con prioridades que deben ser atendidas y propuestas mínimas a considerar por la próxima administración, en relación con la gestión ambiental y cambio climático.



“En aras de contribuir con el próximo gobierno, APEDE entregó a cada una de las siete (7) nóminas presidenciales el documento Visión País 2050 que incluye cómo insumo los capitales naturales de todas las regiones, para que en sus propuestas de gobierno contemplaran los temas ambientales que fueron plasmados como prioridad en este valioso documento”, sostuvo Turolla.

Para los comerciantes el patrón actual del modelo productivo y territorial de Panamá no es viable y se han convertido en freno para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y las metas de la Agenda 2030; acentuando así los factores que influyen en la pobreza multidimensional.