Francia intenta bajar tensiones por programa nuclear iraní

Teherán (AFP) -

Un emisario del gobierno de Francia llega este martes a Teherán con la misión de ayudar a salvar el acuerdo internacional de 2015 sobre el programa nuclear iraní, en cuidados intensivos.

Emmanuel Bonne, consejero diplomático del presidente francés Emmanuel Macron, es esperado este martes en Teherán, en una visita que deberá terminar el miércoles y cuya agenda no fue publicada.

Según el gobierno francés, Bonne tiene la misión de encontrar los medios para bajar rápidamente las tensiones, que aumentaron este mes ante la decisión de Irán de enriquecer uranio a niveles prohibidos por el acuerdo sobre su programa nuclear, adoptado en 2015 en Viena.

Amenazado desde que Estados Unidos se retiró unilateralmente en mayo de 2018 y reanudó sanciones económicas contra Irán, el acuerdo, suscrito también por Alemania, China, Francia, Gran Bretaña y Rusia, parece en peligro de muerte.

A inicios de mayo Irán anunció que se liberaría progresivamente de varios compromisos del acuerdo, para presionar a los otros países firmantes para que le ayuden a evitar las sanciones de Washington.

En su política de 'reducción de compromisos', Irán superó a comienzos de julio sus reservas de uranio poco enriquecido, por encima del límite impuesto por el acuerdo (300 kg).

Además, anunció el lunes que empezó a enriquecer uranio a más del 4,5%, por encima del límite fijado en el acuerdo (3,67%) y amenazó con tomar nuevas medidas en '60 días' si sus demandas no son satisfechas .

Estos niveles están lejos del 90% necesario para la fabricación de una bomba atómica, pero debilita aun más el acuerdo.

- 'Etapa muy crítica' -

Aunque el gobierno de Teherán siempre ha negado querer hacerse de la bomba atómica, la preocupación aumentó en la comunidad internacional.

'Estamos en una etapa muy crítica', según la presidencia francesa: 'Los iraníes toman medidas que violan (el acuerdo) pero que son muy calibradas y por otra parte (el presidente estadounidense) Donald Trump es un 'dealmaker' (negociador)'.

'Los iraníes exageran, pero no desmasiado, y Trump pone la máxima presión pero ejerce esta política hasta donde pueda negociar', agrega la misma fuente.

Trump reitera que quiere obligar a Irán a negociar un 'mejor acuerdo', lo que Irán rechaza totalmente.

- 'Concesiones limitadas' -

Para mantenerse en el acuerdo, Irán exige al resto de países firmantes, sobre todo a los europeos, que tomen medidas eficaces para ayudarle a sortear el embargo estadounidense.

Pero Washington mantiene su presión. A petición suya, la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA) celebrará una reunión extraordinaria el 10 de julio para analizar las recientes decisiones de Irán.

Aparte de China, los firmantes del acuerdo de Viena pidieron a Irán dar marcha atrás.

Pero Irán advirtió el lunes a los europeos de una reacción 'inesperada' no haría más que acelerar el proceso de liberación de sus compromisos.

El presidente iraní Hasan Rohani había advertido el 8 de mayo que si el tema de Irán era tratado en el Consejo de Seguridad de la ONU habría una 'reacción firme' de Teherán.

Para François Nicoullaud, ex embajador de Francia en Irán, los europeos tienen interés en 'trabajar una fórmula de concesiones limitadas entre Estados Unidos e Irán que dará un respiro a Irán permitiéndo a Trump demostrar un éxito en la limitación del programa nuclear iraní'.

'Es posible', dijo a la AFP. Según la fuente de la presidencia francesa, las conversaciones telefónicas que tuvieron separadamente desde el sábado Macron con Rohani y Trump 'dan un margen de maniobra'.