La Asamblea del Consejo de Europa autoriza el regreso de Rusia

Estrasburgo (Francia) (AFP) -

La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE) aprobó la madrugada del martes un texto que hace posible el regreso de Rusia a este organismo, lo que podría poner fin a cinco años de crisis institucional con Moscú.

Tras cuatro horas de turbulentos debates, seguidas de casi cinco horas de votaciones sobre las enmiendas, 118 parlamentarios de los Estados miembros del Consejo de Europa aceptaron, para pesar de Ucrania, que Rusia pueda presentar una delegación ya este martes.

Eso le permitiría participar el miércoles en la elección del secretario general de esta organización paneuropea de defensa de los derechos humanos. Sesenta y dos parlamentarios votaron en contra y 10 se abstuvieron.

La APCE es uno de los órganos del Consejo de Europa, que reúne a las delegaciones de parlamentarios de los 47 Estados miembros. Sus decisiones no tienen carácter vinculante, sino que emite recomendaciones o pide cuentas a los gobiernos en materia de derechos humanos y democracia.

Desde 2014, también representa un escenario descentralizado del conflicto entre Rusia y Ucrania.

Como sanción por la anexión de Crimea, la delegación rusa ante la APCE quedó privada en 2014 de sus derecho a voto en el seno de este organismo. Moscú respondió boicoteando la instancia y, desde 2017, dejó de pagar su contribución anual al presupuesto del Consejo de Europa.

Rusia, que reclamaba garantías de no volver a ser sancionada, amenazó con abandonar por completo la organización, algo sin precedentes y que habría privado a los ciudadanos rusos de la posibilidad de recurrir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), el brazo jurídico del Consejo de Europa.

Se habría tratado de una situación extrema que la mayoría de países querían evitar, a pesar de que algunos, como Ucrania, respaldado por los países bálticos y Reino Unido, consideran que volver a abrir la puerta a los rusos es comparable a una brecha en las sanciones que Occidente impuso a Moscú por la anexión de Crimea.

El texto adoptado permite excepcionalmente a un país presentar una delegación a lo largo del año, y excluye la posibilidad de privarlo de sus principales derechos de voto.