Cadena perpetua en Hungría a cuatro implicados en la muerte de 71 inmigrantes en un camión refrigerado

Szeged (Hungría) (AFP) -

Casi cuatro años después de la muerte de 71 inmigrantes en un camión refrigerado encontrado en Austria, la justicia húngara condenó este jueves a cadena perpetua a los cuatro principales traficantes de la red.

El tribunal de apelación de Szeged (sur de Hungría) agravó las condenas a 25 años de prisión dictadas en primera instancia el año pasado contra estos cuatro traficantes de migrantes. La fiscalía había apelado, solicitando penas más severas.

Originarios de Siria, Irak y Afganistán, en su camino hacia Europa occidental las 71 víctimas, 59 hombres, ocho mujeres y cuatro niños, incluido un bebé, perecieron en el compartimento estanco que los traficantes se habían negado a abrir.

El drama, ocurrido en agosto de 2015, estremeció a la opinión pública internacional en el momento álgido de la crisis de los refugiados.

Los investigadores descubrieron una red de traficantes liderada por Samsoor Lahoo, un afgano de 30 años. Al igual que sus dos principales cómplices y el conductor del camión de la muerte, los tres búlgaros, fue condenado a cadena perpetua.

Los otros diez acusados en este proceso fueron sentenciados este jueves a penas que van desde los 4 a los 8 años de prisión.

Las víctimas, que querían llegar a Alemania, habían sido embarcadas en el vehículo en el sur de Hungría, no lejos de la frontera con Serbia, el 26 de agosto de 2015. Hacinadas en 14 metros cuadrados, con menos de 30 metros cúbicos de aire para respirar, fallecieron en menos de tres horas.

El camión fue encontrado al día siguiente abandonado con su carga macabra junto a una autopista austriaca cerca de Parndorf, en la frontera con Hungría.