Tusk se dice 'cautelosamente optimista' ante los acuerdos sobre los altos cargos en la UE

Bruselas (AFP) -

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, se dijo este miércoles 'cautelosamente optimista' respecto a un acuerdo sobre el reparto de altos cargos en la Unión Europea (UE) durante la cumbre de mandatarios prevista jueves y viernes en Bruselas.

'Sigo siendo cautelosamente optimista, ya que las personas con las que he hablado han expresado su determinación de tomar una decisión rápida. Esperamos que pueda ser el jueves', dijo Tusk a los dirigentes europeos en su carta de invitación a la cumbre.

Los mandatarios europeos se encuentran en plena negociación sobre quién liderará las instituciones del bloque, sobre todo la Comisión Europea, en el actual ciclo político de cinco años iniciado con las elecciones al Parlamento Europeo de finales de mayo.

Sin embargo, las negociaciones son complejas. Para poder ser designado por el Consejo Europeo, el candidato a presidir la Comisión debe reunir el apoyo de al menos 21 de los 28 mandatarios, cuyos países representen el 65% de la población, por lo que la correlación de fuerzas es clave.

Y, a continuación, la designación debe ser adoptada por una mayoría de la Eurocámara, donde las elecciones de mayo dieron como resultado un hemiciclo fragmentado, que obliga a al menos tres familias políticas a ponerse de acuerdo para forjar una mayoría.

El Partido Popular Europeo (PPE, derecha), los socialdemócratas y los liberales -las tres primeras fuerzas en la Eurocámara- encargaron a dos mandatarios por familia política para intentar designar un candidato, que logre el apoyo del Consejo y de la Eurocámara.

'Existen puntos de vista diferentes, intereses diferentes, pero también una voluntad común de finalizar este proceso antes de la primera sesión del Parlamento Europeo', prevista el 2 de julio, asegura en su carta Donald Tusk.

De no lograr un acuerdo, los líderes podrían celebrar una cumbre extraordinaria la víspera de la sesión constitutiva de la Eurocámara, al regreso de algunos dirigentes europeos de una cumbre del G20 en Japón.

Además de la presidencia de la Comisión Europea, el resto de altos cargos en juego son los puestos de jefe del Consejo Europeo y de presidente de la Eurocámara, así como el de líder de la diplomacia europea durante los próximos cinco años.

Durante su cumbre jueves y viernes, los mandatarios también deben discutir sobre la lucha contra el cambio climático, su Agenda Estratégica 2019-2024 o la desinformación, entre otros.