Un neozelandés es condenado a prisión por divulgar un video de la matanza en las mezquitas

Wellington (AFP) -

Un hombre neozelandés de 44 años fue condenado a 21 meses de cárcel por la distribución de imágenes de video de la matanza de 51 personas del 15 de marzo en dos mezquitas, informó la prensa local este martes.

Philip Arps había sido arrestado cuatro días después que un hombre armado con fusiles atacó a fieles de dos mezquitas de la localidad de Christchurch. En esos ataques, el atacante llevaba una cámara de video que transmitió la matanza en vivo por la red internet.

Arps se declaró culpable por la distribución del video.

La corte distrital de Christchurch tuvo conocimiento de que Arps distribuyó el video a unas 30 personas y poseía otra versión modificada que incluía un efecto de mira telescópica y un conteo de los muertos, reportó el diario New Zealand Herald.

El juez Stephen O'Driscoll dijo que se trató de un 'crimen de odio contra la comunidad musulmana', y acotó que había sido 'particularmente cruel' distribuir el video mientras familias aún esperaban noticias de sus seres queridos.

En la opinión del juez O'Driscoll, Arps buscaba 'glorificar' la matanza de musulmanes, y por ello cualquier sanción que no contemple la prisión sería inapropiada.

Arps, quien se presenta como un supremacista blanco, ya había sido condenado en 2016 por conducta ofensiva, al dejar la cabeza de un cerdo frente a la mezquita de Al Noor, una de las que fue brutalmente atacada en marzo de este año, según reportó el sitio web noticioso Newshub.

La semana pasada, Brenton Tarrant, detenido y acusado de ser el responsable por la matanza, se declaró no culpable a los cargos de terrorismo, 51 homicidios y 40 tentativas de asesinato.