Irán niega estar implicado en los ataques contra dos petroleros

Dubái (AFP) -

Irán rechazó este viernes las acusaciones 'sin fundamento' de Estados Unidos., que atribuyó la autoría del ataque contra dos petroleros en la región del Golfo, donde sigue aumentando la tensión.

Los precios del petróleo continuaron subiendo en Asia al día siguiente del ataque a dos buques cisterna que navegaban cerca del estrecho de Ormuz, un paso estratégico a nivel mundial para el transporte de crudo.

El mes pasado hubo un incidente similar cuando cuatro navíos fueron atacados frente a las costas de Emiratos Árabes Unidos.

El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, acusó a Irán de querer perturbar el mercado petrolero mundial. 'La evaluación de Estados Unidos es que la República Islámica de Irán es responsable de los ataques [del jueves] en el mar de Omán'.

'Que Estados Unidos haya aprovechado la oportunidad para lanzar acusaciones contra Irán ?sin ni una pizca de prueba fundada o circunstancial? solo deja muy claro que [Washington y sus aliados árabes] han pasado al plan B: la diplomacia de sabotaje [...] y el encubrimiento de su #TerrorismoEconómico contra Irán', escribió el ministro iraní de Relaciones Exteriores, Mohamad Javad Zarif en Twitter.

El ministerio de Exteriores consideró las acusaciones de Pompeo 'sin fundamento' y recordó que Irán, 'responsable de mantener la seguridad en el estrecho de Ormuz', ayudó a los navíos y 'salvó' a sus tripulantes.

Por su parte el presidente iraní, Hasán Rohani, acusó a Estados Unidos de ser una 'grave amenaza para la estabilidad' regional y mundial.

'En estos dos últimos años, el gobierno de Estados Unidos ha mostrado una orientación agresiva y representa una grave amenaza para la estabilidad en la región y en el mundo, al violar todas las reglas internacionales', declaró Rohani, en una reunión de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS) en Biskek, Kirguistán.

- 'Objeto volante' -

El Mando Central de los Estados Unidos (CENTCOM) publicó un vídeo en blanco y negro en el que aparece una patrulla iraní 'retirando una mina que no estalló' de uno de los petroleros frente a las costas iraníes.

Según las autoridades marítimas noruegas, uno de los petroleros, el 'Front Altair', propiedad de la compañía Frontline que cotiza en la bolsa de Oslo, fue atacado y se produjeron tres explosiones a bordo. Ninguno de sus tripulantes resultó herido.

El 'Kokuka Courageous', el segundo petrolero, que transportaba metano, recibió varios disparos pero la tripulación pudo abandonar el barco y la carga está intacta, según el operador japonés del navío, Kokuka Sangyo.

Según el director de esta compañía, propietaria del petrolero, la tripulación vio un 'objeto volante' dirigido hacia el barco. 'Luego hubo una explosión e hizo un agujero', indicó.

Los ataques contra petroleros e instalaciones petroleras en el Golfo podrían perturbar el suministro mundial de crudo e incluso provocar un conflicto armado con Irán, según los analistas.

Irán y Estados Unidos viven un momento de tensión desde que en mayo de 2018 Washington se retiró del acuerdo de 2015 sobre el programa nuclear iraní y volvió a imponer sanciones económicas contra la República Islámica.

El jueves, el ministro de Exteriores Zarif tachó de sumamente sospechosa la coincidencia de los ataques con la visita a Irán del primer ministro japonés, Shinzo Abe, que aseguró que su país hará todo lo posible para rebajar las tensiones iranoestadounidenses.

En la ONU, el representante iraní rechazó 'en los términos más fuertes' las acusaciones del embajador estadounidense Jonathan Cohen responsabilizando a Irán de los ataques por la 'sofisticación' de las bombas utilizadas.

Por su parte China, a través del portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores Geng Shuang, pidió este viernes 'diálogo' para evitar una escalada en el Golfo.

Hace un mes, Estados Unidos acusó a Irán de estar 'muy probablemente' detrás del sabotaje del 12 de mayo de cuatro buques que navegaban frente a Emiratos Árabes Unidos, lo que Teherán negó.

Una investigación con participación de varios países llegó a la conclusión de que el responsable fue probablemente un 'actor estatal' pero sin que exista ninguna prueba para acusar a Irán, indicó Emiratos Árabes Unidos, aliado de Arabia Saudita.

Emiratos denunció una 'peligrosa escalada' tras los ataques del jueves.

Los precios del petróleo se volvieron a disparar en Asia porque los inversores temen un conflicto en el estrecho de Ormuz, por donde transitan cada día unos 15 millones de barriles de petróleo.

'Hacia las 04H45 GMT, el barril de 'light sweet crude' (WTI), la referencia en Estados Unidos, para entrega en julio ganaba 21 centavos, y se cotizaba a 52,49 dólares. Por su parte el Brent, referencia en Europa, para entrega en agosto sumaba 44 céntimos, hasta los 61,75 dólares.