Manifestantes inician vigilia nocturna en Hong Kong contra ley de extradición a China

Hong Kong (AFP) -

Cientos de manifestantes empezaron el martes por la noche una vigilia nocturna en las afueras del Parlamento de Hong Kong, horas antes de que se examinara un proyecto de ley autorizando las extradiciones a la China continental.

Unas 2.000 personas, en su mayoría jóvenes, aparecieron inesperadamente pasadas las 23H00 locales (15H00 GMT), algunas de ellas con tiendas de campaña y víveres, en los alrededores del recinto, mientras se incrementaba la presencia de la policía, equipada con material antidisturbios.

El domingo se produjo en Hong Kong la mayor protesta desde que la excolonia británica pasó a manos de China en 1997.

Según los organizadores, más de un millón de personas desafiaron el calor sofocante para salir a las calles y pedir al ejecutivo hongkonés que renuncie a su proyecto de ley.

El texto ha provocado las críticas de los países occidentales y las protestas de los hongkoneses que temen caer en manos de un sistema de justicia chino opaco y politizado, y creen que esta reforma perjudicará la imagen internacional y el atractivo de la ciudad semiautónoma.

Sin embargo, la magnitud de la manifestación no disuadió a Carrie Lam, jefa ejecutiva de Hong Kong, quien reiteró el lunes que el Consejo Legislativo --el 'Parlamento', dominado por fuerzas leales a Pekín-- examinaría este texto el miércoles, tal y como estaba previsto.

Quienes se oponen al proyecto anunciaron una manifestación el miércoles cerca del Consejo Legislativo, pero muchos llegaron horas antes asegurando que iban a pasar la noche en un parque junto al recinto.

'Quiero hacer algo antes de que nos quiten nuestras libertades', dijo a la AFP Yu Wing-sum, de 23 años.

- #Huelga1206 -

Los comerciantes ya se han movilizado en las redes sociales, bajo la etiqueta '#strike1206' (#Huelga1206), para anunciar que sus tiendas cerrarán el miércoles para permitir que sus empleados se manifiesten.

Se trata esencialmente de comercios familiares y pequeñas tiendas en el corazón de la economía local, pero que rara vez se hacen oír en el debate político.

En virtud del acuerdo de 1984 entre Londres y Pekín, que presidió su traspaso en 1997, Hong Kong disfruta de una semiautonomía y unas libertades que no existen en la China continental, en teoría, hasta 2047.

Sin embargo, la antigua colonia británica ha sido escenario de considerables disturbios políticos durante la última década, más o menos por la preocupación que suscita la creciente interferencia de Pekín en sus asuntos internos y por la percepción de que el acuerdo de cesión y el famoso principio 'Un país, dos sistemas' ya no se respetan.

Estados Unidos fue de los que expresó su preocupación, a lo que Pekín respondió airadamente: 'Pedimos al lado estadounidense (...) que sea cauto y deje de interferir de cualquier forma en los asuntos internos de Hong Kong y China', dijo el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores chino Geng Shuang.

- 'Actos radicales' -

'Soy una hongkonesa que no sabe casi nada de política y disfruta de las pequeñas cosas de la vida', escribió por su parte una florista. 'Pero lo que sé de la política es que afecta a todos los aspectos de nuestra vida'.

El abogado Michael Vidler dijo que permitirá a sus 12 empleados que obren 'según su conciencia'.

Carrie Lam criticó el martes el proyecto de huelga. 'Insto a las escuelas, padres, empresas y sindicatos , antes de convocar estos actos radicales, a plantearse la pregunta del bien que pueden hacer a la sociedad y la juventud de Hong Kong', afirmó, según Radio Television Hong Kong (RTHK).

El proyecto de ley contempla la extradición a todas las jurisdicciones con las que no existe un acuerdo bilateral, incluida la China continental.

Las autoridades afirman que esta ley llenará un vacío legal y hará que la ciudad ya no sea un refugio seguro para algunos criminales. Garantizan la existencia de salvaguardias para asegurar que cumpla con las normas internacionales de derechos humanos y que no se dirija a los opositores políticos de China.

Pero tras años de tensiones políticas en la antigua colonia británica, muchos hongkoneses ya no creen en las promesas de su ejecutivo, que está alineado con Pekín, y sospechan de las intenciones del gobierno chino, especialmente bajo Xi Jinping.

En el otoño de 2014, el corazón financiero de Hong Kong estuvo bloqueado durante varias semanas por el 'Movimiento de los Paraguas', una vasta movilización para exigir la elección del Jefe del Ejecutivo por sufragio universal.