Tres derrotas y un triunfo del partido de Macri en las elecciones regionales argentinas

Buenos Aires (AFP) -

La coalición del presidente argentino Mauricio Macri obtuvo el domingo su primer triunfo en las elecciones provinciales pero sufrió tres reveses y acumula 14 derrotas a más de cuatro meses de las presidenciales en las que el mandatario buscará su reelección.

Las provincias de Tucumán (norte), Chubut (sur) y Entre Ríos (centro-este) quedaron en manos del peronismo opositor al gobierno federal, escrutados más del 70% de los votos, en una tendencia que se consideraba irreversible.

El único triunfo para la alianza Cambiemos de Macri lo obtenía en Jujuy el gobernador Gerardo Morales al lograr su reelección con 44% de los votos, frente a un peronismo dividido con dos candidatos 31% y 11%, respectivamente.

En Tucumán, el actual gobernador peronista Juan Manzur (51%) se imponía por más de 30 puntos sobre la candidata del frente macrista Silvia Elías (20%).

En Chubut, con el 99,6% de las mesas escrutadas, el gobernador Mariano Arcioni fue reelecto con 38%, seis puntos más que otro peronista Carlos Linares (31%), dejando en tercer lugar al candidato macrista Gustavo Menna (14%).

En la provincia de Entre Ríos,el gobernador peronista Gustavo Bordet se imponía con 57% de los votos, 22 puntos más que el candidato macrista Atilio Bebedetti.

Cambiemos es una coalición de la socialdemócrata Unión Cívica Radical con el PRO (derecha liberal), que lleva perdidos 14 comicios distritales de los quince que ya se celebraron este año.

Las generales se realizarán el 27 de octubre, cuando además se renovará la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio del Senado.

Macri, con mandato hasta 2019, busca renovar por otro periodo de cuatro años.

En la oposición, aún resta definir cuáles serán las fórmulas a competir.

La exmandataria Cristina Kirchner (2007-2015) se postula a la vicepresidencia como compañera de fórmula de Alberto Fernández, su exjefe de gabinete.

Argentina irá a las urnas en octubre con su economía hundida en la recesión, 9,1% de desocupación, 32% de pobreza y la inflación acumulada en los últimos doce meses del 55%.