Sánchez, favorito en las elecciones europeas y locales en España

Madrid (AFP) -

Favoritos en los sondeos, los socialistas del presidente del gobierno español Pedro Sánchez esperan salir reforzados de la triple cita electoral de este domingo -municipales, regionales, y europeas-, considerada como una 'segunda vuelta' de las legislativas, celebradas hace cuatro semanas.

Según dos sondeos telefónicos publicados este domingo al cierre de los colegios, los socialistas (PSOE) serían los claros vencedores de las europeas en España, con entre un 28,4% y un 30,3% de votos, 11 puntos más que los conservadores del Partido Popular (PP).

En la Eurocámara entrarían además tanto el ex presidente catalán Carles Puigdemont, instalado en Bélgica desde el intento frustrado de secesión de Cataluña en octubre de 2017, como su ex vicepresidente, Oriol Junqueras, juzgado en España al hilo de ese proceso.

Según otra encuesta, en este caso a boca de urna, las listas de izquierdas ganarían en el ayuntamiento de la capital, que seguiría en manos de Manuela Carmena, y en la región de Madrid, que el PP podría perder después de 24 años de dominio.

La participación a las 18H00 (16H00 GMT), dos horas antes del cierre de los colegios, era de más del 49%, 15 puntos más que en las europeas de 2014, un aumento que se explica por la concomitancia con las elecciones municipales, y las regionales en 12 autonomías del país.

España sería de esta forma el único país de los grandes donde ganarán los socialistas. En Francia, de momento, las estimaciones colocan como ganador al partido de extrema derecha de Marine Le Pen, Agrupación Nacional.

Un resultado que Pedro Sánchez intentará aprovechar para que un español desempeñe uno de los altos cargos en juego: presidencias del Consejo, la Comisión y el BCE, y jefatura de la diplomacia comunitaria.

Para este último cargo se baraja el nombre de Josep Borrell, ministro saliente de Exteriores y cabeza de lista socialista en España.

- La formación de gobierno, próxima etapa -

A nivel interno, los resultados terminarán de fijar el panorama político español, cuatro semanas después de que los socialistas de Sánchez ganaran las legislativas sin mayoría absoluta.

El presidente aguarda los resultados para ver si puede gobernar en solitario, tal como prefiere, o si finalmente debe incorporar a la izquierda radical de Podemos, para ensanchar su base parlamentaria.

Después de votar, este domingo, Sánchez instó a los partidos a dejar 'atrás la dialéctica electoral' y pensar 'en un horizonte de estabilidad' para la gobernabilidad del país.

La formación del próximo gobierno ha sido el gran tema de la campaña española, con un Podemos muy interesado en entrar en el próximo ejecutivo tras haber pasado de 71 diputados a sólo 42 en las legislativas del 28 de abril.

'La garantía de que haya gobiernos que representen a la mayoría social es que Unidas Podemos esté' dentro, insistió su líder Pablo Iglesias al cerrar la campaña.

- Alcaldías y regiones en juego -

A nivel más local, la cuestión está en quiénes van a gobernar en 12 de las 17 autonomías del país, dotadas de amplias competencias en temas como sanidad y educación, y todo un vivero de cargos y fondos públicos para los partidos.

El líder 'popular', Pablo Casado, pidió el voto al PP para que sea 'un contrapeso' al poder de Sánchez, y espera haber recuperado una parte del electorado que en las legislativas se fue a la extrema derecha de Vox, un partido que según los sondeos habría perdido terreno en las europeas.

Aunque si Casado recibe un segundo varapalo, los liberales de Ciudadanos lo utilizarán para tratar de emerger como líderes del centro-derecha español.

En Barcelona, un sondeo efectuado en los últimos días y este mismo domingo arroja un empate entre el independentista Ernest Maragall, candidato de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), y la alcaldesa saliente y candidata a la reelección, la izquierdista Ada Colau. El control de la alcaldía dependerá pues de las coaliciones que se tejan a partir de este lunes.