El secretario general de la ONU rechaza críticas del presidente de Yemen

Dubái (AFP) -

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, aseguró que su organización actuaba como un 'mediador imparcial' en Yemen, después de las críticas del presidente Abd Rabbo Mansur Hadi contra el enviado especial de la organización en este país en guerra, según una carta obtenida el domingo.

Guterres señaló que el enviado especial Martin Griffiths y él mismo se tomaban 'muy en serio' las 'preocupaciones legítimas' del gobierno yemení, y manifestó su rechazo absoluto a una carta de Hadi la semana pasada.

Este último acusaba en la misiva al mediador de la ONU de tomar partido por los rebeldes hutíes.

'Las Naciones Unidas siguen fuertemente comprometidas a servir como mediador imparcial y de confianza en el proceso de paz', escribió Guterres en su carta, en la que afirma igualmente 'contar con que las partes sigan comprometidas'.

El presidente yemení había acusado a Griffiths de permitir a los rebeldes permanecer en la ciudad de Hodeida (oeste) y en su puerto, al contrario de lo que prevé un acuerdo alcanzado en diciembre bajo el auspicio de la ONU en Suecia.

Naciones Unidas informó el 14 de mayo de la retirada de los hutíes del puerto de Hodeida y de otros dos puertos cercanos, pero responsables gubernamentales denunciaron una 'manipulación' y acusaron a los rebeldes de pasar su control a los guardacostas que les son favorables.

En su carta fechada el 23 de mayo, Guterres aseguró que la ONU se esforzaría para 'mantener una posición imparcial' y 'preservar el espíritu y la esencia' del acuerdo. También dijo que la ONU 'no tiene ninguna intención de establecer una administración internacional en Hodeida'.