Tribunal del Mar exige a Rusia la liberación inmediata de marinos ucranianos

Berlín (AFP) -

El Tribunal Internacional del Derecho del Mar, con sede en Hamburgo, norte de Alemania, instó este sábado a Rusia a liberar 'inmediatamente' a los 24 marinos ucranianos que mantiene detenidos desde noviembre, tras un incidente naval frente a las costas de Crimea.

'La Federación de Rusia debe proceder inmediatamente a la liberación de los militares ucranianos y autorizarlos a regresar a Ucrania', declaró Jin-Hyun Paik, presidente de este tribunal.

'La privación continua de la libertad que padecen los militares ucranianos es preocupante desde el punto de vista humanitario', agregó el presidente del tribunal, que vela por la aplicación de la Convención de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar de 1982, reconocida por 168 países, incluida Rusia.

Los jueces también ordenaron otra 'medida provisional', instando a Rusia a devolver 'inmediatamente' a Kiev los tres navíos militares apresados durante su paso por el estrecho de Kerch, frente a las costas de Crimea, península ucraniana anexada por Moscú en 2014.

Ucrania recurrió ante la corte en abril.

- 'Otra línea roja' -

'La orden del tribunal es una señal clara de que Rusia no puede violar el derecho internacional con total impunidad', reaccionó la viceministra ucraniana de Relaciones Exteriores, Olena Zerkal, en su cuenta de Facebook, y afirmó que esperaba que Moscú cumpla 'rápida y completamente' con la orden del tribunal.

Por su parte, el expresidente ucraniano Petro Poroshenko consideró -también en Facebook- que la decisión de los jueces era 'tanto otra línea roja para el Kremlin como la confirmación de que la estrategia que elegimos era la correcta'.

La puesta en marcha del juicio se anuncia, sin embargo, difícil, pues la parte rusa boicoteó el procedimiento por considerar que el tribunal no es competente para este caso, que el Kremlin considera 'militar'.

Una posición que reiteró este sábado, cuando el ministerio de Relaciones Exteriores ruso indicó en un comunicado que la situación se habría podido evitar 'si la ley rusa sobre la navegación en esa región se hubiera respetado'.

El caso se remonta a noviembre de 2018, cuando Rusia, denunciando una 'agresión', interceptó los tres navíos, alegando que habían entrado ilegalmente en aguas rusas.

Ucrania asegura que avisó a su vecino del itinerario de los buques, cerca del estrecho de Kerch, y acusa a Rusia de haber violado el derecho internacional.

- Presión sobre el Kremlin -

La decisión de los jueces a favor de Kiev se suma a los esfuerzos de los países occidentales para presionar al presidente ruso, Vladimir Putin, para que se reanude el proceso de paz del conflicto en el este de Ucrania.

En una visita reciente a Moscú, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, exigió al Kremlin que trabajara para desbloquear la situación y mencionó la situación de los marinos ucranianos.

El presidente francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, telefonearon juntos a Putin el martes para animarlo a dialogar, dos días después de que Volodimir Zelenski fuera investido presidente de Ucrania.

Los barcos apresados navegaban cerca del estrecho de Kerch, una zona marítima muy sensible entre ambos países que conecta el mar Negro con el mar de Azov, al este de Crimea, península anexionada por Rusia.

El conflicto entre el ejército ucraniano y los separatistas porrusos, sospechosos de recibir apoyo militar de Moscú, ha dejado cerca de 13.000 muertos en cinco años, según estimaciones de Naciones Unidas.