Irlandeses se suman a reacción en favor de Europa, de acuerdo con sondeos

Dublín (AFP) -

Las fuerzas antisistema encontraron el viernes una resistencia inesperadamente fuerte de los electores proeuropeos en Irlanda, como ya había ocurrido el jueves en Holanda, en la segunda jornada de las elecciones al parlamento de Europa.

En Irlanda, el partido proeuropeo del primer ministro Leo Varadkar, el Fine Gael, lideraba en las elecciones tras una campaña dominada por el Brexit, según sondeos a pie de urna.

Los centristas del Fine Gael iban en cabeza en dos de las tres circunscripciones irlandesas, mientras que Los Verdes estaban en cabeza en Dublín, según los sondeos.

Esta elección en Irlanda tuvo al Brexit como tema dominante, ya que se trata de una cuestión fundamental para los irlandeses y especialmente después que la primera ministra británica, Theresa May, desgastada por la interminable saga, anunció su renuncia para el 7 de junio.

Al votar el viernes es Dublín, el primer ministro Varadkar advirtió que el proceso de eventual salida británica del bloque europeo iniciaba una fase 'muy peligrosa', ya que May podría ser substituida por un defensor aún más duro del Brexit.

'Pero en cualquier situación, vamos a mantener la calma. Continuaremos a construir y fortalecer alianzas con la Unión Europea', dijo.

Este escenario se diseñó en Irlanda apenas un día después de que sondeos indicaron una sorprendente victoria de los partidos proeuropeos en Holanda en la jornada del jueves.

Analistas habían alertado sobre la posibilidad de una marcha casi imparable hacia la victoria por parte de las fuerzas conservadoras y antisistema, contrarias al proyecto de integración europeo.

Más de 400 millones de ciudadanos europeos están en condiciones de escoger 751 integrantes del parlamento europeo.

Los primeros resultados oficiales se conocerán al fin del domingo, cuando se hayan completado las elecciones en los 28 estados miembros.

Las elecciones comenzaron por Holanda y Gran Bretaña, donde la primera ministra May finalmente anunció su salida del gobierno aún antes de la divulgación oficial de los resultados oficiales.

La serie de elecciones se completará con Italia el domingo.

- '¡Podemos hacerlo!' -

'¡Vamos! ¡Sigan creyendo! ¡Podemos hacerlo!', se felicitó en Twitter el socialdemócrata holandés Frans Timmermans, candidato además por esta familia política europea a presidir la Comisión Europea.

'A todos nuevos amigos en Europa que aún están en campaña, ahora es la hora de ustedes', añadió Timmermans.

Sin embargo, la comparecencia a los centros de votación es una preocupación generalizada, ya que esta elección es la que menos entusiasmo ha movilizado desde la primera edición, en 1979.

En todo el continente, líderes favorables a la consolidación de la Unión Europea han tratado de convencer al electorado sobre la importancia de contener a los movimientos conservadores.

Sin embargo, el esperado ascenso de las fuerzas nacionalistas y de extrema derecha podría acabar no siendo tal a juzgar por lo ocurrido en Holanda la víspera, donde los sondeos a pie de urna dieron como ganadores a los socialistas.

La lucha contra el cambio climático también se impuso en la recta final de la campaña. Miles de jóvenes protestaron este viernes para llamar la atención contra esta 'crisis'.

En Irlanda, numerosos electores expresaron su preocupación sobre la tendencia que se esperaba en el resto de Europa, de consolidación conservadora.

'El ascenso del antieuropeísmo y la derecha es bastante aterrador en algunas partes de Europa, así que voy a votar a favor de Europa', dijo Fiona Corbett en un colegio electoral de Dublín, para quien la membresía es 'mutuamente beneficiosa'.

Por su parte, Joseph O'Brien dijo a AFP poco después de votar que 'Europa enfrenta hoy muchos problemas. Espero de los eurodiputados que trabajen juntos para promover los intereses irlandeses en la UE y formar parte de la comunidad europea'.

- Delicado equilibrio -

Las miradas ahora se centran en Francia e Italia.

La Liga italiana de Matteo Salvini y el Frente Nacional de la francesa Marine Le Pen desean que su coalición de derecha, Europa de las Naciones y de las Libertades, se torne la tercera mayor fuerza en Bruselas.

Mientras la Liga de Salvini encabeza sondeos en Italia, en Francia Le Pen desea asestar un golpe al presidente Emmanuel Macron y su partido República en Marcha.

En contrapeso, se espera que el voto mayoritario en España y en los países del Este de Europa sea de apoyo a la Unión Europea.

En Alemania, por ejemplo, los sondeos sitúan por delante al partido CDU, de la canciller Angela Merkel, con el partido Verde en segundo lugar, siendo que esas dos agremiaciones son firmes defensores de la unidad europea.

burs-dt/rmb/ahg